Los aficionados del United evitan el alirón del City

Agencia EFE
·1  min de lectura

Londres, 2 may (EFE).- El aplazamiento del encuentro entre el Manchester United y el Liverpool, por las protestas ocurridas en Old Trafford, provoca que el Manchester City tenga que esperar, como mínimo, una semana más para ser campeón de la Premier League.

Los de Pep Guardiola vencieron este sábado por 0-2 al Crystal Palace, logrando una ventaja de 13 puntos en lo más alto de la tabla, con cuatro jornadas por jugar.

Una derrota del Manchester United contra el Liverpool este domingo hubiera mandado el título directamente para el Etihad Stadium, mientras que un empate los hubiera hecho virtuales campeones por la diferencia de goles.

Sin embargo, el aplazamiento del encuentro, debido a la invasión del estadio, así como las revueltas en los alrededores del hotel de concentración del United, han provocado que el Clásico del fútbol inglés no se dispute este domingo y haya sido aplazado sin fecha.

(c) Agencia EFE