Entre retos y satisfacciones: ser mamá de un niño o una niña con discapacidad

·3  min de lectura
10 de mayo, PCD
10 de mayo, PCD

Para este 10 de mayo, el equipo de Yo También reunió los testimonios de mujeres que son madres de niñas y niños con discapacidad. Cada una cuenta sus desafíos, los obstáculos que tiene que superar y las satisfacciones que le ha dado la maternidad.

Karem Robert, mamá de Nicolás, de 11 años, quien tiene síndrome de Down y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

El mayor reto ha sido generar un equilibrio en tiempo y calidad con el resto de la familia y conmigo misma en lo que yo necesito dedicarme como persona y como cuidadora primaria. Sobre todo el de un equilibrio mental, el de no dejarme presionar por las expectativas de lo que debería avanzar mi hijo en cierta etapa y en lo que me falta por hacer. Cada niño o niña va a su ritmo y tiene su propio desarrollo. Como mamás multitask lo hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos. Y nosotras permeamos a nuestros hijos esa seguridad y tranquilidad para su desarrollo físico y emocional.

Las satisfacciones han sido muchas. Porque en cada reto de desarrollo no sabemos si todo lo que hacemos le funcione, pero cuando vemos que la suma del trabajo del día a día culmina en un gran día en que lo hace solo es como una ¡Premiere Mundial! Sentarse, caminar solo, hablar, escribir, sumar, restar, ir a la escuela, lograr entrar a que le cortaran el pelo solo sin gritar por su reto sensorial. Todos ellos han sido “los momentos” en que no puedo dejar de maravillarme y agradecer la constancia del trabajo en conjunto. Sin lugar a dudas, nuestro hijo nos vino a recordar la capacidad de asombro y lo que premia el trabajo duro diario y algo que hemos olvidado como comunidad: la empatía y la solidaridad.

Karem Robert
Karem Robert

Sandra Alonso, mamá de Luis Noel ‘Huillo’, el niño con Trastorno del Espectro Autista que tocó con Coldplay

‘Huillo’ llegó a cambiar mi manera de ser y de pensar, soy una persona muy impaciente y exigente y él me ha enseñado a ver la vida de otra manera y a detenerme a ver esas pequeñas cosas que no vemos en el día a día.

Es difícil, ya que cuando tienes un hijo te creas un ideal, piensas que todo será bonito, y que todo será muy fácil, pero cuando te dan el diagnóstico te das cuenta que todo será diferente a como pensabas y que vas a tener que trabajar más que los demás e incluso luchar contra muchas cosas por tu hijo.

La mayor satisfacción es ver todo lo que ha logrado a su corta edad en el tema escolar y musical. En el camino te topas con terapeutas que te llegan a dar un mal pronóstico de vida asegurando que tal vez tu hijo jamás podría asistir a una escuela regular con niños neurotípicos o que tal vez jamás podrá socializar con más gente. Por eso, para mí, que una banda como Coldplay haya creído en él y en su talento y juntos hayan interpretado una canción que compuso con su papá frente a 65 mil personas, pero sobre todo el haberlo hecho perfecto y el mensaje de inclusión que dieron al mundo entero, hoy por hoy es mi gran satisfacción y vamos por más.

Sandra Alonso
Sandra Alonso

Estos son algunos de los testimonios recabados por Yo También. Para leer la historia completa, da clic aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Entre retos y satisfacciones: ser mamá de un niño o una niña con discapacidad apareció primero en Animal Político.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.