Retos para lograr la plena participación política de los mexicanos en el exterior

·6  min de lectura

La lucha de la comunidad mexicana en el exterior para lograr una mayor participación política en su país de origen ha sido larga y llena de obstáculos, pero ha rendido frutos gracias a la persistencia de las organizaciones migrantes. Gracias a ello hoy se han conquistado dos demandas fundamentales: el derecho al voto y a ser votados.

Otro avance innegable para esta comunidad fue la aprobación, por parte del Estado mexicano, de la doble nacionalidad mediante una reforma constitucional al artículo 32, en marzo de 1998. Esta reforma abrió la puerta para que la población mexicana migrante pudiera defenderse mejor de las leyes antiinmigrantes en Estados Unidos, donde vive el 98 por ciento de los mexicanos en el extranjero. También favoreció la obtención de la ciudadanía estadounidense.

En gran medida, el gobierno mexicano decidió apoyar la doble nacionalidad para que los migrantes naturalizados hicieran una labor de cabildeo a favor de sus intereses y para asegurar el flujo de remesas, que hoy se han convertido en la principal fuente de ingresos de México. Tan solo en el primer cuatrimestre de este año los residentes en el extranjero enviaron 17.240.09 millones de dólares, un aumento del 17,57 por ciento con respecto a los 14.663.73 millones de dólares del mismo periodo de 2021, según el Banco de México.

Si bien hoy nadie discute la enorme aportación de los migrantes mexicanos a la economía de sus familias y de su país y, por ende, el derecho que tienen a participar en la vida política de México, quedan aún por resolverse numerosos obstáculos para que la comunidad en el exterior pueda ejercer plenamente sus derechos políticos. Algunos de los más importantes son la falta de información sobre el tema, así como problemas logísticos para la credencialización y para poder votar.

Para abordar este tema, las organizaciones sin fines de lucro Fuerza Migrante y Mujeres Extraordinarias Foundation convocaron el pasado 6 de junio a líderes migrantes mexicanos a una charla con el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, presidente del TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) que tuvo lugar en la sede de la UNAM en Los Ángeles.

En concreto, los temas que se discutieron durante la reunión fueron los siguientes:

  • Representación política de la ciudadanía mexicana residente en el extranjero; cuáles son los requisitos de elegibilidad.

  • La credencialización en el extranjero.

  • Cómo facilitar el proceso de participación cívica de la comunidad migrante.

  • El derecho a la afiliación partidista en el exterior.

  • Los mecanismos para la difusión en el exterior de propuestas de candidatos.

Papel del TEPJF

Durante la charla, Rodríguez Mondragón explicó que el TEPJF es un órgano especializado que se encarga de resolver controversias en materia electoral, de proteger los derechos políticos-electorales de la ciudadanía y de impartir justicia en el ámbito electoral.

El magistrado destacó que el TEPJF fue la institución que avaló que los mexicanos migrantes residentes en el extranjero pudieran ser electos como diputados de representación proporcional. Fue este tribunal el que le ordenó al INE (Instituto Nacional Electoral) implementar acciones afirmativas para establecer las diputaciones migrantes en todas las circunscripciones electorales del país, lo que sin duda representó un enorme avance para la representación política de los mexicanos en el exterior.

Rodríguez Mondragón reconoció, sin embargo, que la votación de los mexicanos en el extranjero es todavía uno de los mayores retos a vencer pues la participación es muy baja. En 2006, cuando se implementó por primera vez a nivel federal, sólo se recibieron 32.621 votos. En 2012 se recibieron 40.714 sufragios y en 2018, 98.470.

Varios de los asistentes al encuentro manifestaron que gran parte del problema radica en los problemas para obtener la credencial para votar. Si bien ahora este documento se puede solicitar sin costo desde el país donde se reside, muchas personas tienen problemas para efectuar el trámite o cambian continuamente de domicilio por lo que después de tres intentos fallidos para entregar el documento, éste se regresa a México. Y, sin credencial, es imposible poder votar.

Otro problema radica en que, si bien ahora se permite el voto postal y por Internet, para muchos mexicanos es todavía difícil hacerlo por cualquiera de estas dos vías. Lo ideal sería que se permitiera también el voto presencial.

Falta de información

A este reto se agrega la falta de información suficiente para que la comunidad se entere de las propuestas de los candidatos a representarlos. La situación se complica por el hecho de que está prohibido realizar actividades de campañas políticas en el extranjero, antes de que éstas se inicien de manera formal.

Se abordó también el tema de lo difícil que es para los mexicanos en el exterior afiliarse a un partido político en México con el fin de que los puedan considerar como posibles candidatos.

Este problema va ligado de manera estrecha al de la representación política de la comunidad en el extranjero, pues con frecuencia los partidos postulan candidaturas de personas que no representan realmente a los migrantes.

De manera especial se habló de la falta de representación de las minorías, entre ellos los miembros de la comunidad LGTBQ y los pueblos indígenas.

Al respecto, Rodríguez Mondragón especificó que el TEPJF tiene como meta fomentar una cultura que garantice el acceso a la justicia electoral para todos aquellos que están en situación de desigualdad o desventaja. El magistrado anunció que, con este fin, recientemente se creó la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas que se encargará de ofrecerle a este grupo asesoría legal gratuita para que pueda ejercer plenamente sus derechos políticos electorales.

Igualdad de derechos y paridad de género

Para ayudar a combatir la discriminación hacia la comunidad LGTBQ y promover la igualdad de derechos y la paridad de género, el TEPJF impartió el pasado mayo un curso en línea llamado “Acoso laboral y sexual”.

Rodríguez Mondragón subrayó durante su ponencia que los mexicanos en el exterior deben tener presente que cuentan con el TEPJF para proteger sus derechos políticos electorales porque éstos no son una concesión, sino que están plenamente garantizados por la Constitución.

Entre los asistentes al encuentro estuvieron Jaime Lucero, presidente de Fuerza Migrante; la doctora Martha Esquivel, coordinadora de Salud de Fuerza Migrante; Beatriz Ricartti, presidenta de Mujeres Extraordinarias Foundation; María Elena Serrano, diputada federal migrante; la magistrada del TEPJF, María Silva Rojas; Ben Monterroso, coordinador de Asuntos Políticos de Fuerza Migrante y Gilda Ontiveros, de Prensa y Difusión de Fuerza Migrante.

Algunos de los líderes migrantes que participaron fueron Aaron Hernández, exconsejero del IME; César Gamboa, de la Comisión de Asuntos Políticos de Fuerza Migrante; Juan Venancio, de la Federación Poblana USA; Richard Saldívar, consejero del IME y director ejecutivo de The Wall Las Memorias Project y Óscar Hernández, secretario de Asuntos Migratorios de Fuerza Migrante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.