El retorno de Macri agitó las aguas en Juntos por el Cambio

Matías Moreno
·5  min de lectura
Mauricio Macri junto a su esposa Juliana Awada durante la presentación de su libro
Rodrigo Néspolo

El retorno del expresidente Mauricio Macri al centro de la escena pública por el lanzamiento de su libro Primer Tiempo agitó las aguas en Juntos por el Cambio en la antesala de la definición de candidaturas para las próximas elecciones legislativas y generó lecturas disímiles en la coalición.

El contenido del mensaje del fundador de Pro durante la presentación de sus memorias en el Centro de Convenciones de la Ciudad provocó “entusiasmo” en el macrismo duro y cierto alivio en el sector de los moderados, donde se ubican Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Martín Lousteau, entre otros.

En su reaparición pública, Macri, quien logró reunir ayer a los principales referentes de Juntos por el Cambio, convocó a combatir el populismo. Con críticas al Gobierno, llamó a la unidad de la coalición para enfrentar en las urnas al kirchnerismo. “Necesitamos a los halcones, las palomas, los gorriones y hasta las gallinas”, enfatizó.

Horacio Rodríguez Larreta
Rodrigo Néspolo


Horacio Rodríguez Larreta (Rodrigo Néspolo/)

Sin dar indicios sobre una eventual candidatura, Macri arengó a los dirigentes y exfuncionarios que lo escuchaban en el salón del centro de Convenciones. “Vamos a volver al poder con una enseñanza adquirida”, lanzó.

En el larretismo están conformes con el tono que empleó el expresidente en su discurso, más allá de algunas “frases encendidas” que agitan la grieta. E interpretan que Macri dio pistas de que no pretende volver a ser candidato. “Se puso en un rol de un expresidente relevante que no busca el poder de nuevo, pero que trata de ocupar un espacio y acompañar”, evalúa un funcionario de la Ciudad cercano a Horacio Rodríguez Larreta. Y agrega: “Les habló a los propios y los ajenos”.

Mauricio Macri presentó su libro: “Vamos a volver al poder con una enseñanza adquirida”

Uno de los armadores del alcalde porteño percibe que Macri ratificó con sus palabras que pretende ocupar un rol de “mentor” de dirigentes y se mostró más “amigable” a la ampliación de Juntos por el Cambio. “Hace un año estaba en una postura más extremista. El libro va a suavizar su perfil y es posible que baje su imagen negativa. Eso nos favorece”, dice esa fuente.

En cambio, otro estrecho colaborador del jefe de gobierno sospecha que el kirchnerismo podría “usar” la gira que prepara el expresidente por el interior del país para presentar sus memorias “como excusa para tapar la mala praxis de su gestión”.

En el vidalismo también se mostraban aliviados por el mensaje de Macri. “No se lanzó de candidato. Es un libro provocativo, pero habló de un proceso y que él va acompañar. No es la vuelta de Mauricio”, remarca. Según Cristian Ritondo, jefe del bloque de Diputados de Pro, el exmandatario habló “sin prepotencia, sin revanchismo ni sed de venganza”. “Macri no ha lanzado ninguna candidatura ni se lo ha propuesto siquiera. Sus aportes son para ampliar las bases políticas del espacio para que el cambio sea posible en 2023”, señaló Ritondo a LA NACION.

El diputado bonaerense Alex Campbell (JXC) destacó el llamado a la unidad que hizo Macri: “Ni halcones, ni palomas. Esa frase resume claramente nuestro espíritu. Hay diversas opiniones, pero un objetivo común: recuperar la Argentina con valores de trabajo, superación y desarrollo”, afirma a este medio.

En el grupo de los “halcones” no ocultan su entusiasmo por el regreso de Macri a los actos públicos y el mensaje “motivador” que envió el exmandatario a la coalición. A diferencia de la lectura que hizo el larretismo, en el sector de Bullrich no descartan que Macri tenga intenciones de volver a pelear por la presidencia. “Nos fuimos con el ánimo muy arriba. Estamos en el segundo tiempo y hay que jugarlo con todo”, dijo Bullrich a LN +.

Cerca de la titular de Pro consideran que Macri le habló al núcleo duro de votantes de Juntos por el Cambio. “Es posible que otro tipo de electorado no lo escuche. Pero no está ni mal ni bien es lógico. Y ya subjetivamente hace un intento por juntar ‘palomas’ y ‘halcones’”, apunta Gerardo Milman, un dirigente cercano a Bullrich, ante la consulta de LA NACION.

Patricia Bullrich, en la presentación del libro de Macri
Rodrigo Néspolo


Patricia Bullrich, en la presentación del libro de Macri (Rodrigo Néspolo/)

En el radicalismo también hubo lecturas dispares sobre la vuelta de Macri. El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, cree que la “aparición pública” del exmandatario “no le hace ni bien ni mal a la coalición”. “Es el expresidente y siempre su experiencia aporta a la unidad”, indica Cornejo a LA NACION.

Otro referente de la fuerza cree que la reaparición pública del expresidente no afectará el armado del ala moderada, que encabeza Rodríguez Larreta. “Pienso que cuando habla se hace mal a él mismo. No lo veo con ganas de ser candidato”, señala un dirigente de la coalición que busca alejar al espacio de los extremos del macrismo y dialoga con el expresidente.

Imágenes de un país roto que no cesa de romperse

En tanto, el titular de la CC, Maximiliano Ferraro, asegura que Macri se ubicó en el rol de un expresidente que busca aportar su experiencia. “Fue contenedor y habló de la importancia de seguir construyendo en unidad. Hay distintos tipos de legitimidades y liderazgos. Todos somos necesarios y tenemos un rol”, remarca.

Clima

En la presentación del libro de Macri se reencontraron exministros y exfuncionarios de peso, como Marcos Peña o Nicolás Dujovne, que hace tiempo no charlaban. A muchos la puesta en escena -y los asistentes- les hizo recordar a las reuniones de gabinete ampliado que solía encabezar el fundador de Pro durante su mandato. “¿Estamos en el CCK?”, bromeó un exfuncionario de Cambiemos mientras Macri presentaba su producción.

Según relataron varios de los asistentes, en el lugar se respiraba un “buen clima” entre los exministros. “Había dos grupos: los que estaban muy entusiasmados y los que sabían que tenían que estar para cumplir. Era como el cumpleaños del familiar al que no tenés ganas de ir, pero no podés faltar”, comenta uno de los invitados.

En el entorno de Macri estaban conformes con la convocatoria, pese las ausencias de Emilio Monzó, Rogelio Frigerio, Elisa Carrió y Ernesto Sanz. “Vinieron todos”, aseguró un colaborador del expresidente.