El próximo reto para los demócratas es Nueva Hampshire

HUNTER WOODALL y KATHLEEN RONAYNE
Elizabeth Warren llega al aeropuerto de Manchester, Nueva Hampshire, el 4 de febrero del 2020. (AP Photo/Andrew Harnik)

NASHUA, Nueva Hampshire, EE.UU. (AP) — Luego de las fallas técnicas que dejaron sin resultado claro las asambleas de Iowa, los aspirantes a la candidatura presidencial demócrata llegan ahora a Nueva Hampshire, donde se realizará la próxima contienda interna el 11 de febrero.

Pese a la confusión de Iowa, muchos de los candidatos ofrecieron declaraciones optimistas sobre su desempeño.

“Todo lo que hemos escuchado es sumamente alentador”, indicó Pete Buttigieg el martes tras recibir el respaldo de Jim Donchess, alcalde de Nashua. Bernie Sanders, cuya campaña aseguró que había ganado los caucus de Iowa, no tenía planeado evento alguno en el estado hasta la noche. Andrew Yang organizó una concentración en el aeropuerto al llegar en medio de la noche, mientras Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Joe Biden tenían eventos planeados durante el día.

El jefe electoral de Nueva Hampshire, Bill Gardner, declaró el martes que el estado “prefiere mantener simples las cosas” y que no cree que habrá los mismos problemas que hubo en Iowa.

“Mientras más variables tengas en un proceso electoral, más probabilidad tienes de que algo no funcione”, añadió.

En cuanto a la posibilidad de problemas con los sistemas electrónicos, Gardner recordó que en su estado se utilizan métodos menos avanzados: “Es imposible hackear un lápiz”.

Hasta finales de enero Nueva Hampshire era tema secundario ante la primacía de Iowa, pero ahora el estado se dispone a ser el centro de atención.

“Nueva Hampshire, creo, ahora es aun más importante porque no sabemos los resultados de Iowa”, declaró Bill Shaheen, un dirigente del Partido Demócrata de Nueva Hampshire quien se pronuncia a favor de Biden.

En Nueva Hampshire se realiza una primaria de verdad, un proceso más simple que el caucus; además el proceso es organizado por los gobiernos locales y estatales y no los partidos políticos como en Iowa. Una primaria es una elección, donde la gente va a los centros de votación a sufragar. En Nueva Hampshire se usan boletas de papel aunque algunos locales usan votaciones electrónicas.

“Aun si fallan esos mecanismos, lo de Nueva Hampshire sigue siendo una elección así que habrá resultados a la noche”, dijo el martes por la mañana el subsecretario de estado Dave Scanlan.

Los políticos del estado suelen retratar a Nueva Hampshire como más influyente que Iowa, si bien Iowa en años recientes suele ser presagio de la eventual selección del candidato demócrata. Nunca desde el 2004 los votantes de Nueva Hampshire han votado por el mismo candidato que ganó en Iowa.

Si bien los candidatos han estado asistiendo a innumerables eventos en Nueva Hampshire los últimos meses, muchos de los votantes siguen indecisos según una encuesta de CNN publicada en enero. Es por ello que la última semana de actividades antes de las primarias es crucial.

“Ustedes en Nueva Hampshire son célebres por esperar hasta los últimos cinco días de la contienda para decidirse”, expresó el ex vicepresidente Joe Biden en un evento en enero en Manchester, la mayor ciudad del estado con 110.000 habitantes.

Ninguno de los candidatos antes le daba prioridad a ganar en Nueva Hampshire, aunque la incertidumbre generada en Iowa podría cambiar esa situación. Si bien existe la idea de que debido a que Sanders es del vecino Vermont y Warren del vecino Massachusetts seguro les va a ir bien, voceros de ambos insisten en que ello no es necesariamente así.

“Nueva Hampshire nunca ha sido el estado que decide quién va ase el abanderado. Lo importante es tener un buen desempeño en Nueva Hampshire”, declaró Kathy Sullivan, miembro del Comité Nacional Demócrata en Nueva Hampshire que apoya a Warren.

De hecho, Nueva Hampshire es más bien célebre por hacer perder al favorito y no tanto por escoger al ganador, por lo menos en las campañas demócratas recientes. En el 2008, el estado prefirió a Hillary Clinton sobre Barack Obama, lo que engendró una dilatada campaña por la nominación. Ocho años después, Bernie Sanders ganó en Nueva Hampshire aunque Hillary Clinton fue la abanderada del partido.

“A nosotros nos gusta decidir por nuestra cuenta, somos un poco rebeldes”, manifestó John Lynch, ex gobernador demócrata del estado que favorece a Biden.

Las encuestas en Nueva Hampshire le dan la ventaja a Sanders, seguido por Biden y Warren.

“Bernie es el que tiene las de ganar”, opinó Lou D’Allesandro, senador estatal partidario de Biden.

___

La corresponsal de Associated Press Holly Ramer contribuyó a esta nota desde Concord, Nueva Hampshire.