Retiro: murió el hombre que robó un arma y disparó contra policías

LA NACION
·2  min de lectura

El momento en que detienen al agresor y le quitan el armaEn el momento de la detención del agresor en Retiro

El hombre que el martes pasado le robó la pistola a un oficial de la Policía de la Ciudad y generó un tiroteo con más de 20 balazos en el que él, un ciclista y dos policías resultaron heridos, murió en el hospital Fernández donde se encontraba internado en grave estado.

Jonathan Mosqueda, de 31 años, falleció ayer producto de un paro cardiorrespiratorio, según fuentes oficiales consultadas por la agencia de noticias Télam.

El imputado estaba internado en estado reservado desde el martes con un cuadro de un shock hemorrágico, en coma farmacológico, con ventilación mecánica y con el fémur izquierdo comprometido, por lo que se evaluaba la amputación de su pierna.

Según las fuentes, el hombre había ingresado al centro asistencial con tres impactos de bala que había recibido en el incidente.

El hecho ocurrió el martes a las 7.30 cuando, en el cruce de la calle 13 y la avenida Ramos Mejía, en inmediaciones de la villa 31 y del ingreso a la estación del exferrocarril San Martín, Mosqueda sorprendió a un agente de la comisaría vecinal 1A de la Policía de la Ciudad, le quitó su pistola reglamentaria, una Bersa calibre 9 milímetros, y huyó en dirección a la avenida Del Libertador.

El uniformado reportó el robo del arma y de inmediato llegaron al lugar agentes de la Dirección de Intervención Rápida (DIR) de la Policía de la Ciudad y agentes de la Policía Federal Argentina (PFA) pertenecientes a la División Ferrocarril San Martín, quienes dieron la voz de alto.

El hecho fue registrado por varias cámaras de seguridad, en las que se pudo observar que al no deponer su actitud, los policías le dispararon a las piernas, Mosqueda cayó herido y desde el piso logró montar y quitarle el seguro al arma y comenzó a disparar.

En esas circunstancias, se produjo un intercambio de disparos y fue uno de agentes de la DIR quien intentó quitarle el arma de una patada y al no lograrlo, se abalanzó sobre el agresor y logró reducirlo en una maniobra en la que ese policía terminó herido de un disparo en un tobillo.

Un ciclista de 24 años y una agente de la PFA con un roce en una mano, fueron los otros dos heridos que se sumaron al tirador y al policía que lo detuvo.

Fuentes policiales y algunos testigos que lo conocían afirmaron que Mosqueda era un hombre en situación de calle que paraba en la zona y solía ser "agresivo y conflictivo".

Mosqueda tenía domicilio en el barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache, en Tres de Febrero, contaba con aparentes antecedentes psiquiátricos y en 2016 el Juzgado de Familia 3 de San Martín había ordenado su internación.