Retiran en Inglaterra la estatua del fundador de los Boy Scouts para evitar ataques

Agencia EFE

Londres, 11 jun (EFE).- La estatua del exmilitar británico Robert Baden-Powell, fundador en 1908 del movimiento juvenil de los Boy Scouts, ha sido retirada temporalmente de la localidad costera inglesa de Poole Quay para prevenir ataques, en medio de las protestas antirracistas que proliferan en el Reino Unido.

El consistorio de Bournemouth, Christchurch and Poole, en el sur de Inglaterra, ha confirmado este jueves que quitará de momento el monumento a Baden-Powell, acusado de simpatizar con el fascismo y el nazismo, de su posición frente al puerto tras recibir "amenazas" de que podía sería derribado.

La primera edil, la liberaldemócrata Vikki Slade, ha señalado que, aunque "famoso por la creación de los Scouts", un movimiento de formación de jóvenes extendido por todo el mundo, se reconoce que "hay aspectos de la vida de Robert Baden-Powell que se consideran menos dignos de conmemoración".

Slade apuntó que, con la medida, se quiere "minimizar el riesgo de alteraciones del orden público y comportamientos antisociales", mientras los ciudadanos debaten "el futuro de la estatua" y si quieren ubicarla en otro contexto más explicativo.

En 2010 archivos desclasificados de los servicios secretos británicos revelaron las afinidades de Lord Baden-Powell y que fue invitado a conocer al dictador alemán Adolf Hitler.

La decisión del ayuntamiento ha indignado a algunos diputados conservadores de la zona, pero la laborista Corrie Drew apuntó que Baden-Powell fallecido en 1941 "era muy abierto en sus opiniones sobre la homosexualidad", declarado simpatizante "de Hitler y el fascismo" y un "fuerte racista".

Se puede "conmemorar una obra positiva sin conmemorar al hombre", ha señalado en declaraciones a la BBC.

La retirada de este monumento se produce después de que en Londres se haya desalojado de los muelles del Támesis la estatua del comerciante de esclavos escocés Robert Milligan, mientras que el pasado domingo un grupo de manifestantes derribó en la ciudad inglesa de Bristol un monumento al negrero Edward Colston.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, revisará todas las estatuas de la capital para que representen su diversidad racial y cultural, y en todo el país universidades, consistorios y otras entidades se replantean sus monumentos y el nombres de facultades, calles y plazas.

La vicerrectora del University College de la universidad de Oxford Valerie Amos, nacida en la excolonia británica de Guayana, en América del Sur, se sumó hoy a las voces que reclaman la eliminación de la estatua del imperialista y supremacista blanco Cecil Rodhes que está delante del conocido Oriel College.

Este replanteamiento en el Reino Unido sobre su pasado histórico y en especial su papel como potencia imperialista en la sumisión de colonias y comercio de esclavos se produce como consecuencia de las protestas generadas por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco el 25 de mayo en Estados Unidos.

Estas protestas continúan a pesar de las advertencias del Gobierno de que violan la normativa para controlar la pandemia de COVID-19, y después de que ayer el comisario adjunto de la Policía de Londres (MET) Neil Basu instara a los agentes a "enfrentarse al "racismo, la desigualdad y la injusticia" en su labor cotidiana.

(c) Agencia EFE