Retiran estatua de conquistador español en Nuevo México

CEDAR ATTANASIO y MORGAN LEE
Esta fotografía muestra una estatua de bronce de Don Juan de Oñate afuera de un museo de Albuquerque, en Nuevo México. (AP Foto/Susan Montoya Bryan)

ALCALDE, Nuevo México, EE.UU. (AP) — Las autoridades retiraron el lunes una estatua de bronce de un conquistador español de un centro cultural en el norte de Nuevo México, lo que provocó celebraciones entre aquellos que consideraban la figura como una afrenta a los pueblos indígenas y un obstáculo para una mayor armonía racial.

Un montacargas levantó la enorme estatua de bronce de Juan de Oñate de su pedestal de concreto en la ciudad de Alcalde.

La estatua de Oñate en un centro cultural operado por el condado de Río Arriba ha sido fuente de críticas durante décadas.

Oñate, quien en 1598 llegó a lo que hoy día es Nuevo México, es considerado una figura de relevancia cultural en comunidades a lo largo del alto río Bravo que tienen su origen ligado a los colonizadores españoles. Pero también es vilipendiado por su brutalidad.

Para los nativos de Norteamérica, Oñate es conocido por haber ordenado que le cortaran el pie derecho a 24 guerreros tribales cautivos luego del asesinato de su sobrino. En 1998, alguien cortó el pie derecho de la estatua.

“Ya era hora”, dijo Luis Peña, un artista e ingeniero de redes informáticas de la ciudad de Española que comenzó una petición pública la semana pasada para retirar la estatua. “Creo que la forma de pensar de la gente ha cambiado por mucho tiempo. Creo que la gente está encontrando su voz... Pueden lograr un cambio y comenzar el proceso de recoger toda esta basura que ha estado durante décadas”, añadió.

Tras la remoción de la estatua, hubo algunas acaloradas discusiones sobre la historia colonial local, bajo la mirada de media docena de policías.

Tony Valerio, de 65 años, se apresuró a llegar al sitio luego de que un vecino le dijo que iban a retirar la estatua.

“Es mi héroe. Trajo muchas cosas buenas a Nuevo México”, comentó Valerio sobre Oñate. “¿Qué sigue? ¿La Estatua de la Libertad?”

Elena Ortiz, quien organizó una protesta en el lugar para el lunes por la noche, dijo que muchas personas se han sentido cada vez más incómodas con la estatua de Oñate.

“Hay muchos hispanos, latinos y chicanos que están en contra de esto debido a que son nativos norteamericanos”, señaló Ortiz. “Tampoco quieren ser identificados con símbolos de conquista”, dijo.

Una protesta separada en Albuquerque tuvo como objetivo la remoción de otra imagen de Oñate que forma parte de una caravana de colonos españoles ubicada frente a un museo de la ciudad.

Los monumentos de conquistadores y colonizadores europeos en distintas partes del mundo han sido retirados en medio de una intensa reevaluación de injusticias raciales a raíz de la muerte de George Floyd a manos de la policía.

Las autoridades de Albuquerque anunciaron el sábado que convocarán una reunión de líderes y artistas de la comunidad para considerar las inquietudes sobre la obra de arte pública al tiempo que buscan “soluciones creativas”.