Retiran en Chile la estatua del epicentro de las protestas para restaurarla

Santiago de Chile, 12 mar (EFE).- La estatua del general Manuel Baquedano, ubicada en el epicentro de las protestas en Chile, la Plaza Italia, y que ha sido objeto de numerosos ataques, fue removida en la madrugada de este viernes para su restauración.

La remoción del monumento fue decidida el pasado miércoles por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) como medida temporal que tiene como objetivo la restauración de la talla para evitar el riesgo estructural que presenta la escultura tras los daños sufridos.

En el operativo de retirada de la talla, que contó con honores militares, participaron decenas de personas, resguardadas por un contingente policial.

La escultura fue levantada por una grúa y puesta sobre un camión, que procedió a su traslado. Una vez reparada, el compromiso de las autoridades es que el monumento regrese a su lugar en la capital del país.

"Se ha podido sacar la pieza íntegra y se va ahora a un recinto para poder ser restaurada. Se va a recuperar porque está muy dañada, y se va a restituir en este lugar", dijo a la prensa el subsecretario de Patrimonios Culturales, Emilio de la Cerda.

MONUMENTO POLÉMICO

La estatua, construida en bronce y que preside la plaza desde 1928, rinde honores a Manuel Baquedano González (1826-1897), militar y político chileno, que fue presidente provisional del país entre el 29 y el 31 de agosto de 1891 y comandante en jefe del Ejército durante la Guerra del Pacífico (1879-1884), que enfrentó a Chile contra Bolivia y Perú.

En la base del monumento yacen los restos del "Soldado Desconocido de la Patria", encontrado en el campo de batalla.

Desde el comienzo del estallido social en el país, el 18 de octubre de 2019, la talla ha sido usada por los manifestantes como lienzo para plasmar con pinturas y grafitis diversos reclamos.

Hace una semana, un grupo de manifestantes colocó neumáticos en la base del monumento y los incendió, cubriendo la estatua de llamas, y durante la marcha del pasado 8 de marzo por el Día de la Mujer, la estatua sufrió un nuevo ataque y un grupo de hombres encapuchados trató de derribarla.

La ola de protestas en Chile contra la desigualdad y en reclamo de reformas socioeconómicas dejó una treintena de muertos y miles de heridos, además de señalamientos por violaciones a los derechos humanos hacia las fuerzas de seguridad.

Con el fin de descomprimir las movilizaciones callejeras, los partidos políticos acordaron la celebración de un plebiscito sobre una nueva Constitución, que tuvo lugar el pasado 25 de octubre y en el que casi un 80 % de la población aprobó cambiar la Carta Magna heredada de Pinochet.

(c) Agencia EFE