La retirada de las tropas rusas de Jersón: una "gran victoria" para Ucrania

AFP - BULENT KILIC

Moscú anunció el miércoles 9 de noviembre la retirada de las tropas rusas de Jersón, un anuncio que muchos ven como una derrota para Rusia. Las tropas rusas estacionadas allí representaban una amenaza para los habitantes de Odessa y Nicolaiev, que temían un ataque, dos ciudades que estaban atenazadas, por un lado, los soldados rusos estacionados en Jersón y, por otro, los estacionados en Transnistria, región separatista de Moldavia bajo influencia rusa desde hace 30 años.

Para Oleksiy Hontcharenko, representante por Odesa en la rada la Rada, el parlamento ucraniano, este anuncio es una victoria para Ucrania: "Es una gran victoria para Ucrania porque es la única ciudad del centro de Ucrania que fue ocupada por los rusos durante esta invasión que comenzó el 24 de febrero. Y ahora Rusia se retirará de Jersón”, dice.

Para este funcionario electo, esta retirada también es importante desde el punto de vista estratégico, porque Jersón era el puesto del ejército ruso para la ofensiva hacia Odessa y para la parte de Ucrania que está cerca del Mar Negro. Jersón era también una vía de acceso a las fuerzas rusas en Transnistria, la región de Moldavia ocupada por Rusia durante treinta años.

“Por eso es muy importante", dice Oleksiy Goncharenko.” Creo que después de esto no podemos decir que Ucrania haya ganado la guerra. Pero podemos decir que Rusia perdió la guerra".

El posible fin de las amenazas a la población de Odessa y Nicolaiev


Leer más sobre RFI Español