Retienen en iglesia a presuntos huachiloreros en Toluca

TOLUCA, Méx., noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- Decenas de residentes de la comunidad de San Cayetano Morelos, ubicado en la zona norte de Toluca, retuvieron durante más de nueve horas en la iglesia del poblado a dos presuntos huachicoleros, a los que acusan también de narcomenudeo, extorsión y de pretender invadir un predio en ese lugar.

Según las denuncias de los vecinos, un grupo de hombres armados dispararon contra los habitantes para intimidarlos, por lo que se juntaron para enfrentarlos y pudieron detener a dos de ellos y los llevaron al templo para entregarlos a la Guardia Nacional porque no confían en las corporaciones locales y estatales, porque aseguran, están coludidos con ellos.

"Llevamos aproximadamente entre seis a ocho años que estas personas llegaron a vivir a nuestro pueblo, estas personas no son de aquí y llegaron de un pueblo más adelante, estas personas se han dedicado a huachicolear, a tirar cocaína, marihuana y todo", contó uno de los habitantes.

"Comenzaron con eso, pero ahora ya se quieren adueñar de terrenos, tenemos un predio en la secundaria que fue donado por todos nuestros ejidatarios, que era para la secundaria y estas personas se quieren adueñar de este predio. Hemos recibido amenazas muchísimas personas del pueblo, llegan con sus pistoleros, llegan con armas y nos amenazan que nos van a matar", denunció otro de los vecinos.

Cansados de la situación, los residentes decidieron en una junta enfrentar a varios integrantes de esa familia y los detuvieron la mañana de este lunes con la intención de que interviniera el gobierno federal porque las municipales y estatales no han atendido sus quejas desde hace varios años.

Luego llegaron varios hombres a bordo de camionetas y les dispararon a los residentes, pero no hirieron a ninguno. En el sitio quedaron varios casquillos percutidos.

"Ya los han detenido varias veces con armas de uso exclusivo del Ejército, con droga, pero luego los sueltan porque presumen tener contactos en la fiscalía y dan dinero y los liberan", acusó otro de los pobladores.

Por esa supuesta colusión entre los hombres retenidos, los inconformes no permitieron que intercedieran policías municipales y estatales.

Finalmente, aproximadamente ante de las 19 horas, los habitantes los liberaron con la promesa de que se irían del pueblo y no tomarían represalias contra la población, además de que entregarían el predio que está destinado para la secundaria de la comunidad.