Resurge la foto de la graduación de Meghan Markle, ¡y llevaba una tiara!

¿Casualidad o destino? ¡Quién puede responder con certeza!, pero sabiendo lo que hoy sabemos parece que Meghan Markle naciera para ser Princesa. La primera señal de los hados fue una fotografía como tantas de tantísimos turistas del Reino Unido ante el majestuoso palacio de Buckingham. Meghan Markle y su amiga de la infancia Ninaki Priddy posaban ante la emblemática residencia real en el verano de 1996, cuando la ahora prometida del príncipe Harry tenía quince años de edad. La segunda ha sido otra imagen de juventud, con ocasión de su fiesta de graduación. Meghan lucía una brillante tiara, la primera de muchas que habrán de llegar, poco después de ser coronada la reina de la velada. Una instantánea que hoy, al encontrarla publicada en la cuentra de Twitter Meghans Mirror, se nos antoja premonitoria.

VER GALERÍA

Así han recibido la noticia del compromiso en el colegio en el que estudió Meghan Markle

¡Adiós actriz, hola princesa! Meghan Markle da un paso más en su nueva vida

Los detalles del segundo acto oficial de Meghan Markle con el príncipe Harry

Meghan Markle o cómo pasar de actriz a 'royal' con el mismo abrigo

La futura Princesa lleva un vestido de color lila con escote de palabra de honor y sostiene orgullosa un ramo de flores junto a su cita de aquella inolvidable noche. A los admiradores de la exactriz de SUITS les ha encantado esta joya y han querido dejar constancia de cuánto les ha gustado con decenas de likes, elogios como la “reina perfecta”, “no es justo que se viera tan bien en la escuela secundaria. LOL” o “¡¡ella es preciosa!!” y varios comentarios sobre las muchas ganas que tienen de verla con una verdadera tiara real.

Otras fotos antiguas y algunos vídeos de la niñez y adolescencia de Meghan han ido saliendo a la luz desde que se anunciara su compromiso con el príncipe Harry, y en muchos (he aquí otra señal) apuntaba maneras como líder de causas ni mucho menos perdidas, pero sí aún por ganar. Un vídeo mostraba a Meghan de pequeña haciendo campaña como los grandes por los derechos de las mujeres y discutiendo sobre cuestiones de género.

VER GALERÍA

Todo empezó después de ver un anuncio de jabón de lavavajillas Ivory que decía “las mujeres de todo Estados Unidos están peleando con ollas y sartenes grasientas”. Meghan decidió enviar varias cartas en las que pedía que se cambiara el lenguaje “sexista” de “mujeres” a “personas”. Su padre la animó a escribir a la multinacional Procter & Gamble, la abogada de derechos civiles Gloria Allred y la primera dama en ese momento, Hillary Clinton. También escribió a la presentadora Linda Ellerbee, que entrevistó a Meghan para Nick News en 1993, y quien ahora ha proporcionado este vídeo a Inside Edition.

La pequeña Meghan dice durante su primera aparición televisiva: “No creo que sea correcto que los niños crezcan pensando que mamá hace todo. Si ves algo que no te gusta o que te ofende en la televisión o en cualquier otro lugar, escribe cartas y envíalas a las personas adecuadas y tú realmente podrás marcar la diferencia, no solo para ti, sino para muchas otras personas”. Aquel día ella marcó la diferencia y, tras su protesta, el anuncio cambió la terminología a “personas”.

VER GALERÍA

meghan-markle