RESUMEN-Precios al productor suben en EEUU, pero la inflación subyacente es moderada

Lucia Mutikani
·3  min de lectura
Imagen de archivo de un trabajador operando maquinaria industrial en una fábrica de la firma Tennsco en Dickson, Tennessee, EEUU.

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 12 mar (Reuters) - Los precios al productor en Estados Unidos subieron con fuerza en febrero, su mayor aumento anual en casi dos años y medio, pero la considerable holgura del mercado laboral podría dificultar que las empresas trasladen los mayores costos a los consumidores.

El índice de precios al productor (IPP) para la demanda final subió un 0,5% el mes pasado, informó el viernes el Departamento de Trabajo, tras un aumento del 1,3% en enero, que fue el mayor avance desde diciembre de 2009.

En los 12 meses hasta febrero, el IPP se disparó un 2,8%, la mayor alza desde octubre de 2018, y tras el 1,7% interanual de enero. El aumento del mes pasado estuvo en línea con las expectativas de los economistas.

Las industrias manufactureras y de servicios han estado acusando un aumento de los costos de producción a medida que la pandemia de COVID-19 traba la cadena de suministro. Las encuestas de este mes mostraron que las medidas de los precios pagados por los fabricantes y las industrias de servicios en febrero se aceleraron a niveles vistos por última vez en 2008.

Se espera que la inflación se acelere en los próximos meses y supere en abril el objetivo del 2% de la Reserva Federal, una media flexible, porque la disminución de las infecciones por coronavirus y un ritmo más rápido de vacunación permitirán un mayor repunte económico.

Parte del aumento previsto de la inflación sería el resultado de la disminución de los precios al principio de la pandemia, que se desprende de los cálculos. Muchos economistas, incluido el presidente de la Fed, Jerome Powell, no esperan que la fortaleza de la inflación persista más allá de los llamados efectos de base.

"Más allá de un aumento de las métricas este año sobre los efectos de base y una reapertura más completa de la economía que reactive la demanda, es poco probable que las presiones sobre los precios sigan acelerándose, dada una recuperación incompleta del mercado laboral", dijo Rubeela Farooqi, economista jefe para Estados Unidos de High Frequency Economics.

Al menos 20,1 millones de estadounidenses reciben prestaciones por desempleo, lo que limita la capacidad de las empresas para subir los precios.

LOS ALIMENTOS SUBEN

Un salto del 6,0% en el costo de los productos energéticos representó más de dos tercios de la subida generalizada del IPP el mes pasado, luego de haber aumentado un 5,1% en enero.

El costo de los servicios subió un 0,1% el mes pasado tras acelerarse un 1,3% en enero, lo que supuso el mayor incremento desde diciembre de 2009. Los precios de los bienes subieron un 1,4%, igualando la subida de enero.

En febrero, los precios de los alimentos al por mayor subieron un 1,3%.

Excluyendo los componentes volátiles de los alimentos, la energía y los servicios comerciales, los precios de producción subieron un 0,2%. El llamado IPP subyacente se aceleró un 1,2% en enero. En los 12 meses transcurridos hasta febrero, el índice subyacente de precios aumentó un 2,2%.

La Fed se basa en el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE) para establecer su objetivo de inflación, el que está en un 1,5%.

(Editado en español por Javier López de Lérida)