RESUMEN-La confianza del consumidor en EEUU llega a máximo de un año y aumenta el precio de las casas

Lucia Mutikani
·3  min de lectura
En la imagen de archivo trabajadores instalan cerchas en el techo de una casa en Arvada, Colorado

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 30 mar (Reuters) - La confianza de los consumidores estadounidenses alcanzó en marzo su nivel más alto desde el inicio de la pandemia de COVID-19, lo que apoya la opinión de que el crecimiento se acelerará en los próximos meses, impulsado por un mayor estímulo fiscal y la mejora de la situación de la salud pública.

La encuesta del Conference Board del martes también mostró que los consumidores estaban bastante optimistas sobre el panorama del mercado laboral.

Las restricciones a los negocios no esenciales se están reduciendo a medida que más estadounidenses se vacunan contra el COVID-19, lo que junto con el enorme paquete de ayuda a la pandemia de 1,9 billones de dólares de la Casa Blanca, ha llevado a economistas a predecir la mayor expansión en casi cuatro décadas.

La encuesta mostró que un mayor número de consumidores tiene la intención de comprar casas, coches y electrodomésticos en los próximos seis meses.

"Los consumidores por fin están asumiendo la expansión pendiente", dijo Robert Frick, economista corporativo de Navy Federal Credit Union. "Lo que queda por ver es la rapidez con la que se abrirán las industrias de servicios, como viajes y ocio, permitiendo que los consumidores liberen la demanda reprimida".

El índice de confianza de los consumidores del Conference Board subió 19,3 puntos a 109,7 este mes, el nivel más alto desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020. El aumento fue el mayor desde abril de 2003. La confianza sigue estando muy por debajo de los 132,6 de febrero de 2020.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el índice subiría a 96,9.

La medida de la situación actual de la encuesta, basada en la evaluación de los consumidores de las condiciones de negocios y mercado laboral, se disparó a 110,0 desde 89,6 el mes pasado.

El índice de expectativas, basado en las perspectivas a corto plazo de los consumidores en cuanto a ingresos, negocios y condiciones laborales, aumentó a 109,6 desde 90,9 en febrero.

PREOCUPACIÓN POR LA INFLACIÓN

Las expectativas de inflación de los consumidores para los próximos 12 meses aumentaron al 6,7% desde el 6,5% de febrero.

"El renovado optimismo de los consumidores impulsó sus intenciones de compra de viviendas, automóviles y varios artículos de gran valor", dijo Lynn Franco, directora principal de indicadores económicos del Conference Board.

"Sin embargo, la preocupación por la inflación a corto plazo aumentó, muy probablemente debido a la subida de los precios en los surtidores, y puede atenuar las intenciones de gasto en los próximos meses", añadió.

El aumento de las intenciones de compra de vivienda sugiere que la demanda por casas podría seguir siendo fuerte y continuar impulsando los precios, ya que la oferta sigue siendo escasa.

El mercado de la vivienda se ha visto impulsado por la demanda de alojamientos más amplios para las oficinas domésticas y la escolarización, la que sigue siendo fuerte a pesar de la subida de las tasas hipotecarios este año.

Un informe separado mostró el martes que el índice de precios de la vivienda S&P CoreLogic Case-Shiller de 20 áreas metropolitanas se disparó un 11,1% en enero respecto de hace un año, el crecimiento más rápido en 15 años.

"Una oleada de compradores ansiosos se ve obligada a actuar con rapidez y a enfrentarse a una mayor competencia por las pocas viviendas disponibles", dijo Matthew Speakman, economista de Zillow. "La dinámica combinada está empujando los precios al alza a su ritmo más fuerte en años, y no parece que haya un final a la vista".

(Reporte de Lucia Mutikani; Editado en español por Javier López de Lérida)