El resultado de las elecciones calmó a la Bolsa, bajó el riesgo país e hizo caer el valor del dólar

LA NACION

Pasaron las PASO. Las acciones y los bonos subieron, el riesgo país bajó, la volatilidad cedió, y el dólar cayó en un marco en el que las intervenciones del BCRA desaparecieron. No hubo en realidad sorpresas en la reacción de los precios, sino en el resultado electoral del domingo y eso fue lo que "festejaron" los inversores. Se entendía que el mercado venía descontando un resultado diferente al finalmente observado.

Esto no implica que la incertidumbre política de cara a octubre se eliminó, pero sí que cayó tras el domingo. Bajo este escenario, las estrategias poselectorales comenzaron a definirse con el supuesto base de que la mayor probabilidad es que el resultado se repita dentro de poco más de dos meses. Esto igual no quitará que en poco tiempo más las encuestas vuelvan a ser dato, como la volatilidad lógica que se desprende desde ellas.

Sabemos que lo que se pone en juego va mucho más allá de la conformación del Congreso. De hecho, lo que el mercado interpretó como positivo es la ratificación del "cambio", despejando algunos de los cuestionamientos sobre la gobernabilidad, y en consecuencia el horizonte para las reformas estructurales aún pendientes. Esto igual ya pensado dentro de un marco de reactivación económica más clara y generalizada, e inflación encaminada a la baja.

La semana terminó con un Merval marcando nuevos máximos, arriba de los 23.000 puntos. Ganó 6,5% en pesos en las últimas cinco ruedas, con mayoría de subas, y empujado principalmente por el sector de energía. En dólares, la suba se extiende a poco más de 9%. Acá igual le falta algo más de recorrido para alcanzar los máximos ya vistos, entre mayo y junio, arriba de los 1400 puntos.

Los títulos en dólares ganaron hasta 4,5%. La mejor performance fue concentrada en los más largos; permitiendo reducir la pendiente de la curva de rendimientos para duration mayores a los 6 años a niveles de entre 6% y 7,5% anual, desde 6,3-7,8%. La tendencia se repitió en los bonos en pesos, aunque con menor magnitud.

A la vez, el dólar cedió más del 2,4% si se toma como referencia el BCRA 3500, y un 2,2% si lo que se miran son las pantallas minoristas. Esto dentro de un contexto en el que se cree que el piso para los próximos meses se ubicará en el rango de entre $ 17-17,50, y el techo en torno a los $ 18 pero sin ayuda del BCRA. La que se mantiene aún alta es la brecha con el marginal, que se ubica en el orden del 6%. Cedieron también las posiciones a futuro con un nivel a diciembre que, por ejemplo, cayó en la semana de $ 19,3 a $ 18,60; y se encuentra más alineado al $ 18.30 estimado en el REM. En este marco, las expectativas de devaluación bajaron y se aplanaron, con tasas esperadas anuales de entre 20-22,5% para los próximos 12 meses.

Ahora bien, insistimos en que no hubo sorpresa en la reacción ya conocido el resultado, y que el paso de las primarias nos dio un dato que permite hoy pensar en estrategias de más largo plazo, que las que analizábamos antes de ese domingo.

Las Lebac vuelven así a cobrar protagonismo. La razón es simple: a tasas reales de por sí positivas y altas, se suma la caída en las expectativas de devaluación. La licitación de la semana pasada dejó rendimientos del 26,5% anual para plazos de hasta 90 días, y del 25,8% para poco más de nueve meses. Tasas que se convalidan hoy en el mercado secundario. En consecuencia, las letras siguen siendo un instrumento recomendable para cualquier cartera.

Los bonos en dólares, e incluso en pesos, también deben ocupar espacio en cualquier estrategia pensada para los próximos meses. La probabilidad de una reducción del spread respecto de los emergentes, en un escenario base externo que consideramos se mantendrá favorable para este riesgo en general, es alta. Es objetivo así, un riesgo país en 400 puntos de forma directa, y detrás la zona de 350-380 puntos.

Por último, las acciones. No son para cualquiera, pero siguen siendo atractivas. Dentro de la posición se aconseja diversificar entre bancos como BMA, energéticas como PAMP, DGCU, EDN y algunas ligadas a la actividad económica como AGRO, ERAR.

www.portfoliopersonal.com