Restricciones: ¿por qué el toque de queda no es aplicable a la Argentina?

·1  min de lectura
Con el aumento de contagios, el Gobierno dispuso nuevas medidas restrictivas
Marcelo Aguilar

La definición enciclopédica del toque de queda indica que se refiere a la prohibición o restricción, establecida por instituciones gubernamentales, de circular libremente por las calles de una ciudad o permanecer en lugares públicos, y los habitantes únicamente pueden estar en sus hogares salvo excepciones de necesidad o urgencia.

En la Constitución nacional argentina no está contemplado el toque de queda como figura en particular, pero sí lo hace el estado de sitio en el artículo 23, ante casos de ataque externo o de conmoción interna. El estado de sitio, que incluye la aplicación del toque de queda, debe ser sancionado por el Senado nacional, excepto que esté de receso, situación en la cual puede ser dispuesto por decreto.

Alberto Fernández anunció que no se podrá circular entre las 24 y las 6 y suspenden los encuentros sociales en los lugares de alto riesgo

El estado de sitio fue aplicado durante la dictadura militar de 1976-1983, pero la última vez que se instrumentó fue en diciembre de 2001 por Fernando de la Rúa, ante disturbios en distintos lugares del país.

Con la llegada de la segunda ola de contagios de la pandemia del coronavirus y las nuevas restricciones del Gobierno, mucha especulación volvió a surgir en torno al concepto del toque de queda. La discusión ya surgió el año pasado, cuando la administración de Alberto Fernández negó avanzar con un esquema del estilo.

Con las nuevas medidas que restringen la circulación de 0 a 6 a nivel nacional, en los hechos se podría asemejar bastante a un toque de queda si se aplicara en forma restrictiva, por ejemplo con detenciones ante los incumplimientos.

“La idea es que en el horario nocturno solo puedan circular los trabajadores esenciales que puedan justificar por qué deben hacerlo. La intención es persuadir a la población de que reduzca el nivel de circulación”, explicó el último año un funcionario de la Casa Rosada.