Restricciones. Mendoza mantiene sus horarios y permite reuniones sociales

Pablo Mannino
·3  min de lectura
En conferencia de prensa, el gobernador Rodolfo Suarez anunció la decisión de seguir con el horario de 0.30 a 5.30 de prohibición de circulación que dispuso a comienzos de esta semana.
En conferencia de prensa, el gobernador Rodolfo Suarez anunció la decisión de seguir con el horario de 0.30 a 5.30 de prohibición de circulación que dispuso a comienzos de esta semana.

MENDOZA.- La provincia del oeste argentino tomó la decisión de mantener la restricción nocturna entre las 0.30 y las 5.30 que dispuso el lunes, luego de conocerse la letra chica del DNU presidencial para contrarrestar el impacto de la segunda ola de coronavirus. De esta manera, el g obierno provincial “compatibilizó” la normativa nacional, con una interpretación propia. Así, unificó criterios y dispuso la misma medida para toda la provincia no para algunas comunas con “alto riesgo epidemiológico”.

Además, se mantendrán las reuniones sociales hasta 10 personas mientras que los eventos masivos quedarán prohibidos. Por su parte, los restaurantes funcionarán al 50% de su capacidad, también hasta las 0.30. Los ajustes se conocieron durante la tarde de este jueves en una conferencia de prensa en el palacio cívico comandada por el gobernador Rodolfo Suarez.

“El aumento de casos ha sido abrupto. El sistema de salud comienza a estresarse. Esta segunda ola que vivimos despertó señales de alarma y nos llevó a tomar medidas de restricción nocturna. Esa normativa provincial tenemos que compatibilizarla con el DNU. Vamos acatar el espíritu del decreto, pero en el estudio e interpretación que hacemos, consideramos conceptos y variables. Como las condiciones en cada lugar son distintas y hay estrategias específicas para la realidad local, los gobernadores pueden tomar medidas adicionales”, justificó el mandatario al disponer la forma en que se instrumentarán las restricciones en tierra cuyana, buscando el “equilibrio” entre economía y salud, una acción que permitió flexibilizar la cuarentena. “Desde el año pasado lo hicimos y hoy se está haciendo en la Argentina”, recordó, poniendo además en valor el cumplimiento de los protocolos en las actividades económicas.

El Decreto de Necesidad y Urgencia ya había puesto sobre la mesa que seis departamentos mendocinos estaban en “rojo epidemiológico”. Se trata de la Capital provincial, Maipú, Luján de Cuyo, Godoy Cruz, Rivadavia y San Martín, los cuales presentan un “alto riesgo”. Pues bien, este escenario mostraba una disparidad con las demás comunas, principalmente del Gran Mendoza, como Guaymallén y Las Heras, que están consideradas de “mediano riesgo”, al igual que Junín y Tunuyán. Así, en estos lugares, de acuerdo con el DNU, sólo rigen la suspensión de viajes grupales y las actividades sociales en casas particulares de hasta 10 personas. Por tal motivo, ahora Suarez dispuso que las restricciones rijan por igual para toda la geografía local, con los horarios propios.

Justamente, a comienzos de esta semana, el gobernador había determinado prohibir la circulación nocturna de 0.30 a 5.30, atento al incremento de las transmisiones: la positividad se ubica en el 30%. De hecho, en las últimas jornadas hubo registros récord, superando los 1.000 contagios diarios. En tanto, la ocupación de camas de terapia intensiva se encuentra por encima del 70%. Asimismo, el mandatario había permitido hacer eventos en sitios habilitados cerrados con una capacidad que no superara el 50% y con un límite de 250 personas. También, se había acordado que las actividades al aire libre sólo se permitirían si se respetaba la distancia de un metro cuadrado por persona y con un tope de 250 ciudadanos. Con las nuevas decisiones, estas posibilidades de reuniones masivas quedaron descartadas, a tono con el DNU.

Desde que la enfermedad llegó a tierra cuyana en marzo del 2020 se registraron 73.530 casos positivos de Covid-19. En tanto, se produjeron 1.536 fallecimientos mientras que 68.358 personas lograron recuperarse.