Restricciones: Los gastronómicos convocan a una marcha en contra de las medidas

·3  min de lectura
bares nocturnos
Alejandro Guyot

“No aguantamos más. Si esto sigue así, vamos irremediablemente a la desaparición del sector. La restricción deja a miles de familias sin trabajo. Necesitamos que nos escuchen y que el Estado nos ayude, como lo hizo buena parte del año pasado. Si no nos ayudan, nos caemos todos”, se anuncia mediante un posteo en las redes sociales bajo el hashtag #GastronómicosUnidos.

Tras conocerse las nuevas medidas que implementó el Gobierno y que estarán vigentes durante las próximas tres semanas, los principales referentes de la industria gastronómica decidieron movilizarse. Previo al anuncio, y cuando se vaticinaba que el cierre de los locales podría ser a las 22, ya habían convocado a un cacerolazo. Ahora decidieron marchar, y el punto de encuentro será mañana, a las 10.30, en la Quinta de Olivos, sobre la Avenida del Libertador.

Coronavirus: qué actividades están provocando los contagios que aceleran la curva en el AMBA

El pedido del sector era que, por lo menos, los dejaran trabajar hasta las 24, porque esas dos horas son sustanciales para sacarle el jugo al turno que más réditos deja: la cena. El nuevo horario de cierre son las 23, y si bien hay una tendencia en la ciudad de Buenos Aires de salir a cenar más temprano, aún es muy incipiente, y el pico más fuerte en los salones ronda entre las 21.30 y las 22.30. Coincide Sebastián Valles, responsable gastronómico de los locales Bar de Carnes, La Dorita y La Pescadorita, y refuerza. “El de la noche es el turno que más trabaja. La verdad es que nos costó mucho pasar el invierno y llegar hasta acá vivos. Todos estamos preocupados por el aumento de contagios, pero debemos seguir trabajando con los protocolos. Hay mucha preocupación en los camareros, los cocineros y toda la gente que trabaja en la industria. Si el año pasado hubieran hecho las cosas bien no estaríamos tan ahorcados.

Por eso, ante las restricciones anunciadas por el Presidente en el día de ayer, trabajadores gastronómicos convocan a una movilización en la Quinta de Olivos. El principal pedido del sector es que desde el Gobierno acompañe las medidas restrictivas con incentivos puntuales, porque de otra manera, dicen, se viene una nueva ola de cierres. Según cifras del sector, en 2020 cerraron más de 10.000 locales en todo el país, y se estima que serán 15.000 más con las nuevas restricciones si no se cuenta con ayuda. Ya se perdieron, además, más de 150.000 puestos de trabajo, y corren riesgo otros 200.000.

Iva al 50 % y reposición del ATP

Hoy facturamos un 40% menos que en épocas de pre pandemia. Estamos endeudados y apenas cubrimos los costos,” señala Martín Boer, dueño de Mudra, Tanta y La Mar entre otros restaurantes. Por eso, explica, es fundamental que se activen medidas compensatorias. Mañana, frente a la Quinta de Olivos, reclamarán por la reducción del IVA al 50%; la reposición de los ATP y la refinanciación del pago de deudas. Al Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, el pedido es la eliminación del impuesto de ingresos brutos y ABL hasta fin de año. Estos son algunos de los puntos que figuran en el petitorio que hizo la agrupación #SillasAlReves en la plaragrma Change.org, y que tiene ya más de 170.000 firmas.

Respecto de las medidas que comenzarán a regir en la ciudad desde las 0 del próximo viernes, Rodríguez Larreta dijo esta mañana que si bien las puertas de los bares, restaurantes, cines y teatros deberán cerrar las puertas a las 23, “y ya no se va a poder entrar”, los que a esa hora tovaía se encuentren dentro del local podrán quedarse a terminar su comida o su función y retirarse antes de las 24.