Nuevas restricciones por coronavirus: gastronómicos protestan frente a la Quinta de Olivos por el cierre nocturno de restaurantes

·2  min de lectura
Trabajadores gastronómicos reclaman ayuda estatal y aseguran que no pueden seguir debido a las deudas acumuladas
Captura de Pantalla/Twitter

Luego de conocerse las nuevas restricciones anunciadas anoche por el presidente Alberto Fernández para frenar el avance de la segunda ola de coronavirus, quien, entre otras cosas dispuso el cierre de locales gastronómicos por las noches y que solo podrán funcionar con delivery, trabajadores del sector protestan frente a la Quinta de Olivos.

El grupo de empleados de bares y restaurantes cortaron una de las calles que rodea la residencia presidencial e interrumpierpn el paso por allí. Entre los reclamos, aseguraron que no pueden seguir en esta situación debido a la baja en la facturación y remarcaron que sin ayuda estatal comenzarán de nuevo los cierres de locales a razón de las deudas. Además denuncian que hay cerca de 150.000 puestos de trabajo en riesgo.

Alberto Fernández, sobre el personal de salud: “No hablé del relajamiento de los médicos”

Se espera que dentro de unas horas, a las 18, la convocatoria sea más multitudinaria, en tanto comenzó a circular en redes sociales un mensaje que llama a acercarse a la zona para manifestarse.

Más protestas por las nuevas restricciones

Ayer por la noche el escenario fue similar. Inmediatamente después de terminado el mensaje del Presidente, decenas de personas se juntaron en este lugar para protestar por las nuevas restricciones, que incluyen el cierre de las escuelas por dos semanas, la prohibición de circular de 20 a 6 si no se trata de personal esencial y el cierre de todos los comercios a las 19.

Durante la marcha de anoche, los autos colapsaron la Avenida Maipú y los manifestantes entonaron el himno nacional agitando banderas y golpeando cacerolas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la Ciudad la situación también se replicó. En varios barrios porteños se registraron cacerolazos en contra de las medidas, que entrarán en vigor mañana y estarán vigentes hasta fin de mes.

En su discurso de ayer el Presidente dispuso restringir durante dos semanas la circulación en el AMBA, la zona comprendida por la ciudad de Buenos Aires y 41 municipios del conurbano, entre las 20 y las 6 del día siguiente; suspender las clases presenciales y limitar las actividades comerciales.

Coronavirus. La insólita justificación de Alberto Fernández para cerrar escuelas: “Los chicos juegan a cambiarse los barbijos”

En detalle, las principales restricciones son:

  • Restringir la circulación nocturna entre las 20 y las 6 de la mañana.

  • Suspender las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados.

  • Cerrar las actividades comerciales a las 19.

  • Funcionamiento de actividades gastronómicas en modalidad de entrega a domicilio luego de las 19.

  • Volver a la modalidad virtual en los tres niveles educativos.

  • Cerrar los shoppings