Restricciones por coronavirus: qué dice el DNU sobre los controles y la circulación

·3  min de lectura
El embotellamiento se extendió algunos kilometros por la Avenida General Paz
Tomás Cuesta

Según el decreto 287/21 publicado anoche para extender las medidas que buscan contener el avance del coronavirus, se prohíbe la circulación nocturna, entre las 20 y las 6 horas del día siguiente para el caso de los aglomerados urbanos y partidos de más de 300 mil habitantes cuya situación epidemiológica y sanitaria sea considerada considerada de “alarma”, clasificación en la que encuadra la zona del AMBA. Sin embargo, durante la mañana del sábado, fuera de ese horario establecido en el DNU, se registraron controles policiales en la Panamericana y Acceso Oeste, que generaron dudas e indignación entre los automovilistas.

Restricciones por el coronavirus: una por una, las medidas que regirán en todo el país hasta el 21 de mayo

Según el decreto de Fernández, la restricción de circulación nocturna rige desde las 20 hasta 6 y quedan exceptuados:

  • a. Las personas afectadas a las situaciones, actividades y servicios esenciales

  • b. Las personas afectadas a las actividades industriales que se encuentren trabajando en horario nocturno, de conformidad con sus respectivos protocolos de funcionamiento.

  • c. Las personas que deban retornar a su domicilio habitual desde su lugar de trabajo o concurrir al mismo. En este caso, la norma exige que “dicha circunstancia deberá ser debidamente acreditada”.

Para poder circular en estos horarios, estas personas deberán contar con el “Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia Covid-19” que las habilite a tal fin.

La norma dispone a su vez que los gobernadores y las gobernadoras de provincias y el jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires quedan facultados para adoptar disposiciones adicionales a las del presente decreto, focalizadas, transitorias y de alcance local, con el fin de prevenir y contener los contagios de Covid-19, “previa conformidad de la autoridad sanitaria provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, según corresponda.

Por otra parte, el artículo 18 que dispone la restricción general de circulación nocturna entre las cero (0) horas y las seis (6) horas para los departamentos y partidos de “Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario” también dispone que “las autoridades locales” tendrán facultades para ampliar el horario de restricción, estableciendo para este supuesto “que el plazo de restricción de circular no supere el máximo de DIEZ (10) horas, y previa conformidad de la autoridad sanitaria provincial o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según corresponda”.

Después del anuncio presidencial de ayer, en el que se extendieron las medidas aplicadas hace dos semanas ante el aumento de casos de coronavirus hasta el 21 de mayo, se dio a conocer que se cerrarían 18 accesos desde el área metropolitana bonaerense a la Ciudad y que se se incrementarían los controles durante la franja de restricción de circulación, todo entre las 20 y las 6.

La explicación oficial

Si bien esta mañana, el grupo Autopistas del Sol, que tiene la concesión sobre el Acceso Norte de la Panamericana, recomendó a través de las redes sociales, “circular con permiso de circulación”, desde el ministerio de Seguridad bonaerense -a cargo del operativo en los accesos a la Provincia- aseguraron que no pidieron ese documento.

Covid-19. En la Provincia entregan cuadernillos con contenido político en algunos vacunatorios

“No estamos pidiendo otro tipo de documentación que la del control vehicular”, dijeron desde el Ministerio de Seguridad bonaerense a LA NACION, y reconocieron que, según el DNU presidencial, el permiso de circulación es obligatorio de 20 a 6.

“Donde sí estamos muy estrictos es en el tema del transporte público. Los policías se suben a los colectivos y se pide el permiso. Para circular en transporte público hay que ser esencial, solamente fuerzas de seguridad y salud”, agregaron. En ese sentido, señalaron que “el cierre de carriles forma parte del control, es la forma que uno puede encauzar el control”.

Allegados al ministro Sergio Berni reconocen que el cierre de carriles, y las consecuentes demoras, buscan tener también un efecto disuasorio. “Es un quédate en casa”, señalaron desde el ministerio.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.