Restaurantes no logran recuperarse pese a ampliación de horarios

·1  min de lectura

TOLUCA, Méx., marzo 17 (EL UNIVERSAL).- Los negocios con venta de comida y bebidas alcohólicas no logran repunte en sus ventas pese a que desde hace tres semanas las autoridades estatales les permitieron ampliar sus horarios y aforos, condiciones que podrían generar la quiebra de más lugares, advirtió Patricio González Suárez, representante de la Asociación de Bares y Restaurantes del Estado de México.

Indicó que si bien a partir del lunes pasado este sector puede abrir hasta las 23:00 horas con un aforo del 40% en espacios cerrados y 50 % en sitios abiertos, la medida no ha representado un beneficio para estos empresarios, toda vez que la economía de las familias no logra recuperarse.

En entrevista dijo que antes de la pandemia había 76 mil negocios dedicados a este rubro en territorio mexiquense y tras un año de pandemia cerraron 10 mil, con ello 60 mil personas quedaron desempleadas, en tanto que bares, discotecas y salones de baile siguen cerrados.

"Todos los días se cierran cortinas dejando sin empleo a más gente, además en los negocios se resiente la falta de liquidez de las familias, no estamos vendiendo lo que teníamos proyectado ni siquiera hemos llenado los aforos esperados que a partir de esta semana son del 50% en áreas al aire libre y de 40% en interiores", dijo.

Añadió que dichos negocios no logran sostener a sus empleados, pagar las rentas y cumplir con el endeudamiento adquirido a mediados del 2020 para sacar a flote sus establecimientos.