Restaurantes. Los intendentes de la costa buscan retrasar su horario de cierre

Alejandro Horvat
·2  min de lectura

Los intendentes de los partidos más importantes y visitados por el turismo de la costa atlántica ya iniciaron conversaciones con el gobierno de Axel Kicillof para que el toque sanitario no sea a partir de las 23, sino de la 1. Otra opción que propusieron es que cada distrito pueda administrar las restricciones sanitarias según su situación epidemiológica.

Cristian Cardozo, intendente de del Partido de la Costa, señaló que ya comenzaron las reuniones para poder llegar a un acuerdo para que las nuevas medidas perjudiquen lo menos posible a la actividad turística. "Nos estamos reuniendo con los intendentes de la costa atlántica para aunar criterios y poder extender el horario comercial lo más razonablemente posible para que permita que el circuito gastronómico pueda desarrollar la actividad".

A este pedido se sumaron los intendentes Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Gustavo Barrera (Villa Gesell) y Martín Yeza (Pinamar).

Fuentes del Partido de la Costa indicaron a LA NACION que están en contacto con el gobierno bonaerense para buscar soluciones que no lastimen tanto a la actividad económica, sobre todo al sector gastronómico. Además, agregaron que la situación en los hospitales no es grave, por lo que aún hay un margen para continuar con la temporada lo más normalmente posible.

Martín Yeza, intendente de Pinamar
Fuente: LA NACION - Crédito: Tomás Cuesta

"Permitir que la gastronomía y los bares funcionen hasta la 1 permitiría que tengan dos turnos de rotación gastronómica y que la gente se junte menos a puertas cerradas que es lo que viene pasando desafortunadamente. Además, eso ordenaría el regreso de los trabajadores a sus casas, porque si hay un toque de queda a las 23, los trabajadores deberían cortar antes el trabajo para volver a su casa. Son problemas operativos que se solucionarían si cada municipio podría reglamentar las restricciones", dijo Yeza a LA NACION.

Por parte del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, indicaron a este medio que las restricciones no serán homogéneas. "Estamos esperando que nos pasen los detalles de la medida nacional. Es probable que nosotros sigamos con el sistema de fases y se les va a dar mayor flexibilidad a los municipios de fase 5, menor a los de fase 4 y mucho menos a los de fase 3", dijeron desde el Ministerio.