Restaurantes y bares se preparan para su reaperura y obtener la certificación COVID Free

Zedryk Raziel
Comercio de tacos con medidas ante COVID-19

Una vez que puedan reabrir en la “nueva normalidad”, los comercios de comida y los bares apostarán a obtener una certificación oficial “COVID Free” que garantice que implementaron medidas sanitarias para prevenir el contagio del nuevo coronavirus, a fin de resultar atractivos y seguros para los clientes, adelantó José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comersio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

El representante de pequeños, medianos y grandes dueños de restaurantes y bares a nivel nacional precisó que, para obtener dicha certificación, los comercios deberán comprobar que cumplen con diversas medidas necesarias para cortar las cadenas de transmisión del COVID-19, como hacer adecuaciones físicas en los inmuebles (poner mamparas divisorias entre mesas y asientos y optimizar sistemas de ventilación); reducir el aforo; sanitizar el lugar periódicamente; asegurar al personal ante el IMSS; disponer de gel antibacterial y tapetes desinfectantes en las entradas y capacitar a los trabajadores en dar servicio sin contacto.

Leer más | Sana distancia, letreros informativos y horarios escalonados: así deberán reabrir comercios en CDMX

Se espera que este tipo de comercios esté en condiciones de reabrir al público en las ciudades y localidades que transiten al semáforo epidemiológico naranja, lo que podría ocurrir a partir del próximo lunes 22 de junio en la Ciudad de México.

López Campos advirtió, sin embargo, que se requiere de un plan de financiamiento de emergencia para que los establecimientos puedan financiar las medidas sanitarias requeridas para su reapertura, pues la vasta mayoría sufrió pérdidas graves tras más de tres meses de bajos -o nulos- ingresos.

“¿Qué es lo que se necesita para que los establecimientos puedan recuperarse económicamente?”, planteó el líder empresarial. “Son tres cosas:

  1. Los protocolos y la capacitación del personal
  2. Financiamiento o los recursos para poder adaptarse, y en algunos casos prácticamente reinventarse, en los negocios
  3. La certificación: lo que le va a dar confianza a los consumidores es que están en lugares que son, como algunos le han llamado, COVID Free, libres del riesgo de contagio; ya hay ciudades que tienen esa distinción por los procesos que llevan las autoridades, pero se requiere también que los establecimeintos se certifiquen, y para ello tienen que capacitar a su personal y tener una supervisión de las instalaciones”.

El presidente de la Concanaco-Servytur explicó que la certificación debe ser avalada en coordinación con las Secretarías de Salud, Trabajo y Economía y el IMSS, y en los tres niveles de gobierno, a fin de homologar los procesos en municipios, estados y federación.

Advirtió que los comercios que no superen el examen tendrán que ser clausurados temporalmente, hasta que comprueben haber aplicado las medidas protocolarias de prevención.

“Se debe cumplir con los protocolos que correspondan. Ahora que está iniciando el proceso de reanudación de actividades económicas, va a haber una supervisión, y los establecimientos que no cumplan con los protocolos que corresponden, serán clausurados”, explicó.

“Ahora se está siguiendo un proceso de autoevaluación en el que se privilegia la responsabilidad del empresario para dar aviso de que iniciaría operaciones, de que conoce y tiene los protocolos y de que la gente está capacitada y cuenta con equipamiento. Pero sí, cuando tenga una supervisión de las autoridades, no cumpliera con esto, el establecimiento sería cerrado hasta que cumpliera con estos protocolos, independientemente de que tuviera una sanción pecunaria o multa. Esa es la única forma de garantizar a la sociedad que los negocios que se estén reabriendo no representen un peligro para contagios de la población”.

Ante la pérdida de más de un millón de empleos formales por la pandemia y la estimación de que la crisis dejará en la pobreza a 10 millones de personas más, López Campos urgió un programa gubernamental de financiamiento para los micro, pequeños y medianos empresarios del sector para ayudarlos a incorporarse a la reapertura.

“Tenemos que hacer un esfuerzo del tamaño de la crisis a la que nos enfrentamos, por eso esperamos que sí haya apoyos por parte del gobierno federal, que haya programas de activación, créditos de la Banca de Desarrollo que sean accesibles, con periodos de gracia y tasas bajas que permitan la recuperación de estas empresas; la banca comercial ha hecho su mejor esfuerzo, pero muchas de las Mipymes no tienen acceso a ella”, señaló.

El líder empresarial agregó que, a fin de contener al máximo posible rebrotes como los ocurridos en China y Alemania, se debe aplicar pruebas diagnósticas de COVID-19 de manera periódica entre los trabajadores para descartar contagios.

“La única manera de evitar que haya brotes de contagio, o que salgan de control, es tener pruebas periódicas en las que, de resultar positivo algún miembro del personal, se aísle antes de su propagación; las pruebas periódicas son una manera de garantizar que no tengamos un desbordamiento en los contagios nuevamente”, indicó.

Precisó que las pruebas deberían cofinanciarse entre el gobierno y los propietarios de los comercios.

“Lo deseable sería que las proporcionara el IMSS, pero es una inversión en la que también tienen que pensar los empresarios que es necesario contar con ellas para no tener mayores complicaciones, y por la responsabilidad social inherente para nuestro personal y los clientes”, planteó.

López Campos precisó que, durante la etapa de reapertura, tanto clientes como trabajadores y propietarios deberán aprender a convivir con el virus de la manera más segura posible.

“Hay que dejar claro que todas estas medidas son mientras no exista una cura para el COVID-19; la prioridad principal está en el cuidado de la salud y la vida de los mexicanos, sin embargo, también hay una línea en la que tampoco podemos estar ajenos indefinidamente, que es la actividad económica, no puede el país estar paralizado indefinidamente y hay mucha gente que ya agotó sus ahorros, sus reservas, y ya incluso tomó préstamos o le debe a sus proveedores y requiere de la activación del negocio. 

“Si vamos a tener que convivir con el coronavirus en menor índice de contagio, lo que tenemos que hacer es estar preparados, prevenidos, y tener las mayores medidas de seguridad para evitarlo”, consideró.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Restaurantes y bares se preparan para su reaperura y obtener la certificación COVID Free apareció primero en Animal Político.