Los responsables de la emergencia en Italia se vacunaron con Astrazeneca

Agencia EFE
·2  min de lectura

Roma, 20 mar (EFE).- El comisario extraordinario para gestionar la pandemia en Italia, el general Francesco Paolo Figliuolo, y el jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, recibieron hoy la primera dosis de la vacuna Astrazeneca en la ciudad militar de Cecchignola, en Roma.

Aunque en una nota se subrayó que las vacunación forma parte del calendario habitual previsto para las fuerzas del orden, se ha interpretado como un gesto para infundir confianza a la población para vacunarse con Astrazeneca después de la suspensión del farmaco.

Ambos se colocaron en la larga fila formada por militares y esperaron su turno para entrar en una de las carpas que se han montado para vacunar a las fuerzas del orden en la región del Lacio.

"Hay que vacunarse. Astrazeneca es seguro", dijo Curcio tras recibir su dosis.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, anunció este viernes en una rueda de prensa que aún no ha reservado su vacuna pero que lo hará con Astrazeneca, como han hecho otros líderes políticos.

Según los medios de comunicación, entre el 5 y el 10 % de las personas que tenían reservada la vacuna Astrazeneca han decidido no presentarse después de la suspensión por haberse detectado algunos casos de trombosis que no han sido vinculados a la vacuna.

Italia reanudó este viernes la vacunación con el fármaco británico, que había sido suspendido cautelarmente el lunes, tras el aval de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que aseguró ayer que no ve evidencias de que esta vacuna tenga relación directa con los casos de tromboembolismo detectados en Europa.

Pero en general, se ha vuelto a una normal vacunación con este fármaco. La parada de cuatro días provocó que se saltaran unas 200.000 administraciones en toda Italia; una cifra que según el Gobierno debería recuperarse en un par de semanas, ampliando el horario de inoculación.

Quienes renuncien al compuesto de Astrazeneca "serán los últimos en ser vacunados", explicó el presidente del Consejo Superior de Sanidad, Franco Locatelli.

(c) Agencia EFE