Respaldan que la disputa entre Guyana y Venezuela llegue a la Corte Internacional

Agencia EFE

San Juan, 15 jun (EFE).- El antiguo ministro de Relaciones Exteriores de Guyana Carl Greenidge señaló este lunes que su país respalda que la disputa fronteriza con Venezuela sobre la región del Esequibo, donde se ha descubierto petróleo, haya sido acogida por la Corte Penal Internacional de Justicia (CIJ, en inglés).

La fecha marcada para el inicio de las audiencias públicas, para los representantes de Guyana y Venezuela, para presentar argumentos sobre si la CIJ tiene jurisdicción para dirimir el caso es el próximo 30 de junio.

En marzo de 2018, Guyana interpuso una demanda contra Venezuela ante el juez de la Haya para resolver la disputa territorial entre ambos Estados sobre la región de Esequibo.

La base de la demanda de Guyana es una carta del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, de enero de 2018 en la que recomendaba que sea la CIJ la entidad que dirima la disputa, algo considerado inaceptable por parte de Venezuela

"Estamos agradecidos por esta oportunidad que hemos esperado durante décadas", declaró Greenidge, durante un acto organizado por la Cámara de Comercio de Guyana en Georgetown.

Greenidge dijo que una vez quede establecido que el CIJ tiene jurisdicción se pasará a la fase en la que será examinado en detalle la validez del laudo arbitral de 1899 entre los dos países.

El excanciller sostuvo que una decisión favorable a Guyana de la corte en la disputa territorial sería de gran beneficio para su país, ya que el territorio ha sufrido a lo largo de los años la presión de Venezuela.

DENUNCIAN QUE GUYANA HA SUFRIDO AMENAZAS DE VENEZUELA

El antiguo funcionario aseguró que su país, a lo largo de los años, ha sufrido por parte de Venezuela acciones como amenazas de acción militar, incursiones en territorio soberano y la obstaculización al desarrollo económico.

Greenidge subrayó que el hecho de que la disputa pueda pasar a manos del CIJ promoverá además la estabilidad y la confianza de los inversores en Guyana.

La CIJ ha pedido a ambas partes que preparen argumentos con respecto a la jurisdicción de esa corte internacional, que por parte de Guyana ya fueron presentados.

Hasta la fecha, sin embargo, no se ha recibido por parte de Venezuela.

La decisión del secretario general de mediación por parte del CIJ fue bien recibida en Guyana y contó con el apoyo de los países del Caribe, pero, sin embargo, obtuvo hostilidad en Venezuela, que, en principio, no acepta la jurisdicción de la CIJ para la disputa con Guayana.

El artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas no se refiere expresamente a la CIJ, pero menciona el "arreglo judicial" como uno de los medios para el arreglo pacífico de disputas entre estados.

SECRETARIO DE LA ONU INTERPRETA LA POSIBILIDAD DE ACUERDO

Para este caso, el secretario general de las Naciones Unidas ha interpretado que el artículo 33 incluye el acuerdo judicial de la CIJ, ya que es el principal órgano de la ONU para este tipo de disputas y ambos estados quedan incluidos en el estatuto de la CIJ.

Una vez se determine la jurisdicción, Guyana solicitará al tribunal que confirme el laudo arbitrario de 1899, como vinculante y que los límites establecidos sean válidos para ambos estados.

Guyana pretende conservar la soberanía total sobre el Esequibo, respetando plenamente la soberanía y la integridad territorial de acuerdo con el laudo de 1899.

El Gobierno de Guyana también pide que Venezuela se retire y cese la ocupación de la mitad oriental de la isla de Ankoko y de todos los demás territorios reconocidos como soberanos de Guyana de acuerdo con el laudo de 1899.

También se le pide al tribunal que pida a Venezuela que se abstenga de amenazar o usar la fuerza contra cualquier persona o empresa de Guyana, según lo determinado por el laudo de 1899.

Finalmente, se le pide al tribunal que confirme que Venezuela es internacionalmente responsable por la violación de los derechos soberanos de Guyana.

VISTAS ORALES EL 30 DE JUNIO

La CIJ comunicó el pasado 29 de mayo que celebraría vistas orales a partir del 30 de junio sobre la disputa territorial entre Venezuela y Guyana por la región del Esequibo, en cuyas aguas se han encontrado reservas de petróleo.

Las audiencias, previstas en un principio para el pasado marzo y aplazadas por la pandemia de coronavirus, tendrán como objetivo escuchar los argumentos de ambos países respecto a si la CIJ tiene jurisdicción para resolver el litigio.

Según algunos juristas,el desafío para el juez en casos de no comparecencia, como se prevé para Venezuela, consiste en preservar los derechos procesales del Estado no compareciente sin afectar los de la otra parte.

El juez procede usualmente a contraponer los argumentos de cada estado y analizar su solidez antes de pronunciarse.

La región del Esequibo está bajo mediación de la ONU desde 1966, cuando se produjo la firma del Acuerdo de Ginebra.

La región en disputa, bajo soberanía de Georgetown actualmente, abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.

La polémica se ha agudizado en los últimos años después de que la compañía estadounidense Exxon Mobil descubriera en 2015 yacimientos de petróleo en las aguas de la zona en litigio.

(c) Agencia EFE