Resoluciones de la SCJN son un retroceso a los derechos humanos: diputada del PAN

·3  min de lectura

La diputada del Partido Acción Nacional (PAN) y presidenta de la Comisión de la Familia y los Derechos de la Niñez en el Congreso Estatal, Paloma Amézquita Carreón, consideró como un “retroceso a los derechos humanos” las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en donde se determinó la inconstitucionalidad en la penalización de las mujeres que aborten, así como la instauración del derecho a la vida en algunas entidades federativas.

La legisladora blanquiazul cuestionó la resolución de los ministros de la Corte, ya que se contraponen al derecho a la vida y se abre la puerta para que se practiquen abortos de manera indiscriminada.

“Estamos viendo un retroceso en lo que corresponde a derechos humanos, parece ser que a la Suprema Corte le vale un bledo la vida de los seres humanos”.

Subrayó que el aborto no debe ser visto como un método anticonceptivo, sino únicamente aplicarse en los casos en donde la madre o el producto tengan riesgo de muerte o cuando el embarazo haya sido resultado de una violación, tal y como está actualmente considerado el aborto en el Código Penal para el Estado de Aguascalientes.

“Hablamos de que es un tema de salud en el que se pone en peligro a la madre y al bebé, no vamos por esa situación, que no se vea al aborto como un anticonceptivo más, que no veamos a niños tirados en el bote de basura, donde la sensibilidad pareciera que se está perdiendo”, agregó.

El martes la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió la inconstitucionalidad de la penalización del aborto por considerar que se violan los derechos de las mujeres y de las personas gestantes.

Lo anterior, después de una acción de inconstitucionalidad al artículo 196 del código penal del estado de Coahuila, en donde se castiga con uno a tres años de prisión la interrupción del embarazo en cualquier momento de la gestación.

En otro asunto relacionado, la Corte declaró inconstitucional el “derecho a la vida” que el Congreso del Estado incluyó a la Constitución Política del Estado de Sinaloa. El principal argumento de la sentencia radica en que los congresos estatales no están facultados para limitar derechos humanos, y en este supuesto el derecho a la vida acota la libertad reproductiva y el derecho a decidir de las mujeres.

Por lo anterior, también quedarían invalidadas las reformas que se hicieron de forma similar en 16 entidades federativas, incluido Aguascalientes, cuya reforma se aprobó en el Congreso Estatal en febrero del año en curso.

Paloma Amézquita comentó que antes de respaldar el aborto, se deberían adoptar políticas públicas en favor de la mujer gestante, tales como guarderías en universidades para las estudiantes que ya son madres.

“Yo pongo sobre la mesa, ojalá las universidades optaran por poner alguna guardería en donde las mismas estudiantes dieran ese servicio social de poder cuidar a quienes estén estudiando en ese momento y hacer conciencia de que el embarazo es una responsabilidad del padre y la madre”.

Por último, refirió que en la Comisión de la Familia y los Derechos de la Niñez se dejarán algunas iniciativas a los próximos diputados locales, a quienes les tocará analizar y aprobar, en su caso. Algunos de los temas pendientes son el matrimonio igualitario y la adopción para parejas homoparentales, entre otros.

“Tenemos pendiente de legislar el tema del matrimonio igualitario, están la mesa, también la adopción entre personas del mismo género, está el tema de las adopciones de las familias de acogida, son varios temas que están a detalle”, concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.