Resolución en el Senado de EE.UU. en solidaridad con el Movimiento San Isidro

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 9 feb (EFE).- Tres senadores demócratas y uno republicano presentaron este martes en el Senado de EE.UU. una resolución en solidaridad con el Movimiento San Isidro de Cuba, en la que se exige la inmediata puesta en libertad de los integrantes de ese colectivo de artistas y activistas detenidos "arbitrariamente".

Bob Menéndez, que preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, los también demócratas Ben Cardin y Dick Durbin y el republicano Marco Rubio firman esta resolución bipartidista, en la que también se pide a Gobiernos y Parlamentos de Europa, Canadá y América Latina apoyo para los activistas a favor de la democracia en Cuba y revocar las leyes contrarias a la libertad de expresión.

La resolución condena expresamente los decretos 349 y 370, en vigor desde 2018 y 2019, respectivamente, que, según los senadores, están dirigidos a "restringir las libertades artísticas y silenciar a los medios independientes en Cuba".

Cardin, Menéndez, Durbin y Rubio piden "la inmediata liberación de los artistas, periodistas y activistas arbitrariamente detenidos", con mención especial al músico Denis Solís.

También rechazan la "persecución" de la cual es objeto el Movimiento San Isidro (MSI), desde que en 2018 comenzó a protestar pacíficamente contra unos decretos que "violan las libertades fundamentales y contravienen el artículo 54 de la Constitución cubana de 2019, que reconoce la libertad de expresión".

El senador Cardin dijo en un comunicado que con esta resolución Estados Unidos reafirma "su solidaridad con el pueblo cubano que reclama pacíficamente más libertades y derechos a su Gobierno" y pidió la liberación de todos los que están "injustamente detenidos".

Menéndez, de origen cubano como Rubio, se refirió a la agresión física del ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, a miembros del MSI, y dijo que las imágenes grabadas en el momento dejan claro al mundo que el pueblo cubano sigue siendo "violentamente reprimido y encarcelado".

"Insto a mis colegas de Europa, Canadá y América Latina a unirse a nosotros para arrojar una luz sobre una situación condenable y defender los valores democráticos en Cuba", agregó.

Durbin señaló, que aunque ha defendido la necesidad de cambiar la "fracasada política" de aislar a Cuba durante 50 años como "una manera de abrir la isla a nuevas ideas y valores, eso no significa validar el abismal récord de la dictadura en derechos humanos".

También instó a la comunidad internacional a mantenerse vigilante frente al encarcelamiento del opositor José Daniel Ferrer y "la incapacidad de rendir cuentas" por la muerte en 2012 del opositor Oswaldo Payá, cuya familia cree que fue provocada por agentes de la seguridad del Estado.

Rubio destacó su "orgullo" por haber introducido junto a los otros tres senadores esta "resolución de condena de la última ola de brutalidad de la dictadura cubana contra el pueblo cubano".

(c) Agencia EFE