"Se resistió y le quitaron la vida"

·1  min de lectura

NAUCALPAN, Méx., noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- Beatriz Aguirre Moreno, el 28 de agosto de este año estaba cerrando su tienda en la calle Molinos del Viento en la colonia Mancha 1, en la parte alta de Naucalpan, cuando seis sujetos a bordo de dos motocicletas llegaron a asaltarla.

Ella se resistió, forcejeó con ellos y finalmente le quitaron la vida, además de su celular y su cartera, relata Édgar, su hermano.

Han pasado dos meses "y no hay avances en la fiscalía", ni tampoco ha mejorado la seguridad, pese a que le pedimos a la presidenta municipal, Patricia Durán Reveles, vigilancia e iluminación de calles que por las noches quedan oscuras, por lo que los vecinos "nos hemos organizado para hacer guardias y rondines de vigilancia, con el riesgo de enfrentar a delincuentes", añade.

La ofrenda de Bety ocupa casi una habitación completa de la casa de la familia Aguirre Moreno, donde sobresalen flores y tapetes con pétalos de cempasúchil y la fotografía de la joven que se había graduado como licenciada en Criminalística, por ello sus libros, materiales de estudio y su computadora forman parte del altar, donde además había bebidas, cervezas y la comida que más le gustaba.