Muchos residentes de edificio gemelo en Miami se quedan

·5  min de lectura
Fotografía de archivo del jueves 24 de junio de 2021 de un inmueble gemelo al edificio de condominios que se colapsó parcialmente hora antes del mismo día, en Surfside, Florida. (AP Foto/Wilfredo Lee, Archivo)

SURFSIDE, Florida, EE.UU. (AP) — Aproximadamente a una manzana del edificio de condominios frente a la playa que se derrumbó en la zona de Miami hay un inmueble gemelo, erigido un año después por la misma compañía, con los mismos materiales y un diseño similar. La construcción ha enfrentado las mismas mareas y el mismo aire salado.

Algunos residentes del edificio Champlain Towers North se preocuparon tanto con el desplome que han preferido dejar su propio edificio, pero la mayoría se ha quedado, alegando que confían en que su inmueble de casi 40 años y 12 pisos tiene mejor mantenimiento. Dicen que su edificio no tiene los mismos problemas de grietas en las vigas de soporte y en el área de la piscina que según informes de ingeniería de 2018 muestran que tenía el Champlain Towers South.

El colapso del edificio el jueves en la ciudad de Surfside llamó la atención sobre los edificios de gran altura más antiguos en todo el sur de Florida y llevó a la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, a ordenar una auditoría de 30 días para determinar si dichos inmuebles bajo su jurisdicción cumplen con una recertificación requerida de integridad estructural a los 40 años de erigidos.

Levine Cava quiere que todo problema que surja durante las inspecciones se aborde de inmediato. También ha instado a los municipios del condado a que sigan su ejemplo. Miami, por ejemplo, comenzó una auditoría de 45 días a los edificios de un mínimo de seis plantas o que tienen 40 años o más.

Los inspectores ya realizaron un examen rápido del edificio gemelo y el alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que no se encontró nada que indique que la torre esté en peligro de colapsar, pero eso no tranquilizó a todos sus residentes.

“Estoy petrificada de regresar”, dijo Rebecca Weinstock, una persona mayor que vive en el norte del país durante el verano y en el cálido sur durante el invierno. Ella y su esposo compraron un condominio en el sexto piso del edificio norte hace cuatro años. Ella estaba en Nueva York cuando la torre sur se derrumbó el jueves temprano, matando al menos a 11 personas y dejando 150 desaparecidos.

Aunque Weinstock admite que el edificio norte tiene buen mantenimiento, no le parece suficiente para tranquilizarla de que es completamente seguro. El inmueble gemelo fue terminado en 1982, un año después de la torre sur, y construido por el mismo emprendedor, Nathan Reiber, a través de su firma, Nattel Construction. La posibilidad de que un defecto de diseño o de construcción haya causado el colapso significa que ella no regresará pronto.

“Estamos hablando de vidas aquí”, dijo. La única forma en que regresaría, dijo, es si dos ingenieros independientes, que no sean del sur de Florida, coinciden en que es suficientemente seguro.

A los residentes de la torre norte que deseen mudarse temporalmente se les ofreció asistencia federal, al igual que a los sobrevivientes de la torre sur.

Pero la mayoría de los residentes entrevistados el lunes han tomado la decisión de Philip y Nora Zyne, quienes se quedaron en su condominio del quinto piso. Los Zyne compraron su condominio hace 12 años y han vivido allí a tiempo completo durante seis. Tienen varios amigos y conocidos que vivían en la torre sur y que siguen desaparecidos.

“Nunca he visto problemas estructurales importantes” en el edificio norte, explicó Philip Zyne, que es abogado. “No estoy preocupado en absoluto en este momento, pero quiero que se haga una evaluación completa de ingeniería estructural y un examen forense”.

Zyne dijo que ha visto a numerosos inspectores en su edificio desde el colapso, y que solo algunas personas se están yendo definitivamente.

“No es un éxodo masivo de ninguna manera. Yo diría que tal vez una cuarta parte del edificio se ha ido”, dijo.

Salomon Gold, quien pasó 10 años como presidente de la asociación de condominios de la torre norte y 20 en la junta, está convencido de que el edificio que queda en pie es seguro y que él y los otros miembros de la junta nunca escatimaron en el mantenimiento. Comparó el colapso del otro edificio con el de los aviones: el hecho de que uno se estrelle no significa que otros de la misma marca y modelo lo harán.

“Estamos en buena forma”, dijo Gold, de 89 años. El actual presidente de la asociación de condominios, Naum Lusky, declinó hacer comentarios el lunes.

El alcalde de Surfside, Burkett, dijo que una empresa de ingeniería contratada por los residentes realizará el martes una inspección profunda de la torre norte. La ciudad inspeccionará pronto otros edificios antiguos. Dados los resultados del examen preliminar de la torre norte, dijo que no ve una razón para ordenar una evacuación. Sin embargo, dijo que no está seguro de que él mismo se mantendría viviendo allí.

“Si me preguntaran si yo querría pasar la noche en ese edificio, estaría un poco... no estaría dispuesto a hacerlo hasta que lo revisáramos”, dijo.

Esther Drachman y su esposo prefirieron no correr riesgos. La suegra de Drachman, de 91 años, vive en la torre norte.

“Mi suegra está postrada en cama, así que la sacamos y la llevamos a nuestra casa”, dijo Drachman. “Creemos que no podríamos sacarla en cinco minutos” si fuera necesaria una evacuación rápida.

Drachman dijo que su suegra no lucía preocupada pero tampoco muy consciente de los detalles del desastre. Dijo que ella y su esposo aguardarán a ver si una inspección completa revela algún problema.

“Veremos si ese edificio está bien”, dijo Drachman. “Y si es así, la devolveremos”.

___

La periodista de The Associated Press Adriana Gómez Licón en Miami contribuyó a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.