Dos residentes del condado de Broward acusados ​​de esquema Ponzi de $196 millones

·4  min de lectura

Dos residentes del condado de Broward han sido acusados de ejecutar un esquema Ponzi masivo que recaudó más de $196 millones de al menos 15,400 inversionistas en poco más de un año.

Johanna M. García, Pavel Ramón Ruiz Hernández y un equipo de 70 agentes de ventas ejecutaron el esquema desde la sede en West Atlantic Boulevard en Pompano Beach, según las denuncias presentadas por la Oficina del Fiscal de los EE.UU. y la Comisión de Bolsa y Valores en el Tribunal de Distrito de los EE.UU. en Fort Lauderdale.

Hernández, de 29 años, es objeto de dos denuncias separadas presentadas en un tribunal federal el lunes: una denuncia civil de la SEC y una denuncia penal de la Oficina del Fiscal Federal en el Distrito Sur de Florida.

García, de 39 años, que vive en Lauderdale Lakes, es acusada en un caso presentado en agosto de 2021 por la Comisión de Bolsa y Valores. En una presentación de abril en respuesta a los cargos, García reconoció que es objeto de una investigación penal federal relacionada con los cargos de la SEC.

Según las denuncias presentadas hasta el momento, se les dijo a los inversionistas que las empresas de García, MJ Capital Funding y su afiliada MJ Taxes and More Inc., utilizarían su dinero para otorgar préstamos a pequeñas empresas con problemas de liquidez, según las denuncias.

A cambio, los inversores ganarían entre un 120% y un 180% cada año.

En cambio, se otorgaron menos de $1 millón en préstamos, mientras que a los inversores se les pagaron $64 millones “en supuestos rendimientos”, dijo la SEC. Pero en realidad no eran devoluciones. Fue dinero pagado por inversionistas posteriores en lo que la SEC llama un esquema Ponzi clásico.

Según la cantidad de préstamos para pequeñas empresas que otorgó, las empresas “no estaban ganando ni cerca de los ingresos necesarios para pagar los rendimientos prometidos a los inversores”, dijo la SEC.

“La única forma en que las empresas de MJ podrían cumplir con sus obligaciones con los inversores sería mediante la continuación exitosa de su esquema fraudulento”, afirma la denuncia.

García, Hernández y sus agentes de ventas vivieron pródigamente de las inversiones mientras operaban el esquema entre junio de 2020 y agosto de 2021, según las denuncias.

El problema comenzó cuando un individuo anónimo creó un sitio web con un nombre de dominio similar al de MJ Capital y lo llenó de publicaciones que afirmaban que la operación era un esquema Ponzi.

El sitio recibió suficiente atención de los inversionistas que MJ Capital se vio obligado a negar las acusaciones en su sitio y presentar una demanda por difamación contra el individuo anónimo.

En la demanda, MJ Capital hizo numerosas declaraciones que la SEC calificó de “falsas” o “engañosas”, incluida una declaración de García bajo pena de perjurio de que MJ Capital “financia millones de dólares en préstamos de capital comercial” cada mes.

En junio de 2021, MJ Capital recibió la visita de un agente encubierto del FBI que se hizo pasar por un posible inversor. El agente invirtió $10,000 y recibió un pago de interés mensual inicial del 10% poco después, dijo la SEC.

La SEC cerró la operación en agosto de 2021 luego de obtener una orden de restricción temporal y congelamiento de activos contra García y sus dos empresas.

Hernández, residente de Fort Lauderdale, está acusado de recaudar al menos $46 millones de más de 5100 inversionistas. La demanda de la SEC establece que él era un agente de ventas principal, involucrado en la “toma de decisiones de alto nivel”, se desempeñó como miembro de la junta y tenía acceso a las cuentas bancarias de MJ Capital.

Él “se apropió o usó indebidamente” $6.5 millones del dinero de los inversores, incluso en gastos personales como criptoactivos y un vehículo de lujo, afirma la denuncia de la SEC.

Hernández no pudo ser contactado para hacer comentarios el martes. Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, hizo su aparición inicial en un tribunal federal el martes. Se enfrenta a un máximo de 20 años de prisión si es declarado culpable de conspirar para cometer fraude electrónico a través de un esquema Ponzi de inversión.

Las demandas civiles de la SEC acusan a García y Hernández de numerosos cargos de violación de numerosas leyes de valores de EE.UU. Están buscando órdenes judiciales que prohíban que García y Hernández vuelvan a operar y les exijan que paguen a las víctimas del esquema.

García, en una declaración de abril presentada en respuesta a los cargos de la SEC, citó la investigación criminal en su decisión de alegar el derecho de la Quinta Enmienda contra la autoincriminación en respuesta a los 71 párrafos de la denuncia de la SEC. El abogado de García no respondió de inmediato a una solicitud de entrevista.

Pero en respuesta a la acusación de que ella era responsable de actos ilegales por parte de otros, García dijo que “en todo momento actuó de buena fe y no indujo directa o indirectamente” ninguna violación de la ley de valores de EE.UU.

Sus antiguos negocios ahora están bajo el control de un síndico designado para liquidar los activos de las empresas y recuperar fondos para los inversionistas del esquema. Para obtener más información, visita kttlaw.com/mjcapital.

Ron Hurtibise, 954-356-4071, Twitter @ronhurtibise o rhurtibise@sunsentinel.com.