Residentes de apartamentos en Kissimmee podrían enfrentar corte de agua luego de que la administración no pagara por el servicio

·5  min de lectura

Durante una semana, los residentes del complejo de apartamentos Caribbean Isle en Kissimmee han estado viviendo bajo la amenaza de que les corten el agua.

Aunque los residentes pagan tarifas de agua y alcantarillado a través del complejo junto con el alquiler, el 29 de abril los residentes encontraron una etiqueta en sus puertas de parte de Toho Water Authority explicando que se les cortaría el agua el 17 de mayo por falta de pago.

Desde entonces, ese plazo se extendió hasta el 7 de junio, pero Toho dijo que la administración de la propiedad no ha sido comunicativa y ha estado atrasada en los pagos durante meses. Los residentes siguen frustrados con los mensajes contradictorios y la falta de acción de su complejo de apartamentos, que afirman que el problema del agua fue resuelto.

Más de $180,000 en asistencia para el pago de servicios públicos del condado de Osceola pagaron las cuentas de la compañía de administración hasta febrero, pero no ha pagado nada de su saldo desde entonces, dijo el gerente de comunicaciones de Toho, Jamie Floer. La empresa administradora ahora debe más de $80,000 por servicios de agua y alcantarillado, incluidos $50,000 de saldo adeudado.

“¿Donde está el dinero? Si pagamos el alquiler, también pagamos la factura del agua con la expectativa de que usen ese dinero para lo que estamos pagando“, dijo el residente Ángel Cotto . “... Nos sentimos como una pelota de ping-pong. Un lado dice esto [y] otro lado dice algo diferente“.

Durante una manifestación en el área de picnic del complejo el viernes por la noche, los residentes se reunieron con los organizadores del grupo de defensa Florida Rising para compartir sus puntos de vista con los vecinos y planificar sus próximos pasos.

Elizabeth Martínez, organizadora comunitaria de s para el condado de Osceola, dijo que se dio cuenta del problema por primera vez después de que un residente pidió ayuda a fines de la semana pasada.

“Estamos en medio de una pandemia. La gente necesita agua“, dijo. “Es un derecho humano básico, y siento que es absolutamente imperativo y necesario que estemos unidos y ayudemos”.

Martínez dijo que se acercó a la compañía de administración de Caribbean Isle y a los funcionarios electos de Kissimmee sin éxito.

“He recibido un montón de promesas y nada”, dijo.

Cuando recibió una respuesta, dijo que los comisionados les dijeron a sus residentes que deberían abandonar el complejo o comunicarse con el condado para obtener asistencia para la vivienda.

Floer dijo que Toho pospuso la fecha inicial de desconexión después de hablar con representantes de Alliance HTFL Limited Partnership, la compañía de administración de Caribbean Isle, el jueves por la tarde.

En una declaración enviada por correo electrónico, Floer dijo que la compañía de administración se comunicó con Toho sobre la desconexión pendiente después de meses de no comunicación, y Toho está investigando la posibilidad de facturar directamente a los residentes por los servicios de agua como resultado de esa conversación.

“Estamos buscando todas las soluciones posibles, incluido el intento de encontrar una manera de facturar a los residentes directamente, sin embargo, no estamos seguros de que sea una solución viable”, se lee en el comunicado. “Este tiempo adicional también se proporciona para permitir que los residentes trabajen con organizaciones de servicios sociales en caso de que elijan reubicarse dada la situación actual en Caribbean Isle”.

Toho ha “intentado hacer todo lo posible para trabajar con” Alliance HTFL Limited Partnership después de que los pagos se retrasaron por primera vez el año pasado, dijo Floer, pero la compañía no había respondido a los múltiples intentos de contacto de Toho antes del jueves.

Floer dijo que Toho informó a los residentes que pospuso el corte del agua a través de cartas enviadas por correo y etiquetas colocadas en sus puertas el viernes.

Toho Water se da cuenta del impacto que potencialmente tiene el corte del agua para los residentes del complejo de apartamentos Caribbean Isle”, dijo Floer en un comunicado el viernes. “... Seguimos dispuestos a trabajar con la empresa gestora en los arreglos de pago u otras posibles resoluciones para evitar la desconexión y, simplemente, esperamos que se pongan en contacto con nosotros para hacer estos arreglos”.

Pero resolver el problema del agua no abordaría otros problemas de higiene evidentes en el complejo, dicen los residentes. Muchos se quejaron de las ratas y los insectos en sus apartamentos y de la acumulación de basura en todo el complejo a pesar de pagar las tarifas de control de plagas y eliminación de desechos con el alquiler.

Ángel Clemente, quien se mudó a Caribbean Isle en diciembre, dijo que está buscando mudarse del complejo y ha estado hablando con un abogado después de pasar semanas tratando de comunicarse con la gerencia sobre los diversos temas. La oficina a menudo está cerrada y el personal rara vez contesta el teléfono, dijo, incluso cuando el complejo se vuelve “inhabitable” con un precio mensual de $1,300.

“Mire los edificios ... están sucios, no se les da mantenimiento”, dijo. “... Salgo de aquí todas las mañanas y estoy molesto con el lugar en el que vivo porque no está bien cuidado. Pagamos tanto dinero, pero ¿adónde va realmente nuestro dinero?”

Clemente y varios otros residentes dijeron que no pagarían el alquiler hasta que la gerencia responda a sus inquietudes, y muchos acordaron reunirse en persona la próxima semana para confrontar a la gerencia directamente.

Ni la gerencia de Caribbean Isle ni Atlas Residential respondieron a múltiples solicitudes de contacto el viernes por la tarde. Se envió múltiples correos electrónicos al personal de Atlas Residential, incluidos los contactos del director ejecutivo Steven Ivankovich, pero estos no fueron entregados y el número de contacto de EE. UU. que figura para Atlas Residential no estaba en servicio.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Katie Rice. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.