Resfriado común ofrece cierta protección contra el covid, según estudio

·3  min de lectura

Los altos niveles de células T de un resfriado común podrían brindar de algo de protección contra el covid-19, según descubrió un estudio.

Investigadores del Imperial College London encontraron que las células T (un tipo de glóbulo blanco que ayuda a proteger al cuerpo de infecciones) de los coronavirus del resfriado común podrían brindar protección contra el covid-19.

En un estudio que involucró a 52 personas no vacunadas que vivían con alguien que recientemente habían dado positivo a covid-19, los científicos descubrieron que aquellos que no habían adquirido el virus tenían niveles significativamente más altos de células T que las personas que sí se habían contagiado.

El estudio, publicado en Nature Communications, ofrece la primera evidencia que sugiere que las células T generadas por los resfriados de coronavirus ayudan a proteger el cuerpo contra el covid-19.

El profesor Ajit Lalvani, autor principal del estudio, mencionó: “Nuestro estudio brinda la evidencia más clara hasta hoy de que las células T inducidas por los coronavirus del resfriado común juegan un papel protector contra la infección [de covid]”.

“Estas células T ofrecen protección al atacar a las proteínas dentro del virus, en lugar de la proteína de punta en su superficie.

“Por lo tanto, las nuevas vacunas que incluyen estas proteínas internas conservadas podrían inducir respuestas ampliamente protectoras de las células T que deberían proteger contra las variantes actuales y futuras del SARS-CoV-2”.

Los investigadores dijeron que nadie debería confiar en esta defensa únicamente y las personas aún deberían vacunarse para protegerse del virus.

Los expertos advirtieron que sería un “grave error” asumir que cualquiera que haya tenido un resfriado recientemente está protegido contra el covid-19, pues solo un 10 por ciento de los resfriados fueron causados por coronavirus.

Pero estos últimos hallazgos podrían proporcionar el modelo para la producción de nuevas vacunas que darían una inmunidad más prolongada, incluyendo contra variantes existentes y futuras como la ómicron.

La autora del estudio, la doctora Rhia Kundu, mencionó: “Estar expuesto al SARS-CoV-2 no siempre resulta en una infección, y hemos estado ansiosos por entender por qué.

“Descubrimos que los altos niveles de células T preexistentes, creadas por el cuerpo cuando se infectan con otros coronavirus humanos como el resfriado humano, pueden proteger contra una infección por covid-19.

“Si bien este es un descubrimiento importante, es solo una forma de protección, y yo enfatizaría en que nadie debería confiar únicamente en esto.

El doctor Simon Clarke, de la Universidad de Reading, quien no estuvo involucrado en el estudio, dijo: “Aunque este es un estudio relativamente pequeño, aporta a nuestra comprensión sobre cómo nuestro sistema inmune lucha contra el virus y muestra que las vacunas futuras podrían beneficiarse de componentes de destino, además de la proteína de pico.

“Estos datos no deberían sobreinterpretarse. Parece poco probable que todos los que han muerto o han tenido una infección grave no hayan tenido nunca un resfriado causado por un coronavirus. Podría ser una grave error pensar que cualquier persona que se haya enfermado recientemente de resfriado está protegida contra el covid-19, pues los coronavirus solo representan 10-15 por ciento de los resfriados”.

"Del mismo modo, no hay una medida de cuánta protección brinda a las personas el efecto informado, y solo se insinúa un vínculo, no se ha probado de manera concluyente.”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.