Reseña de Xbox Series X y S: Las nuevas consolas de Microsoft tienen buen valor. ¿Es suficiente?

Brian X. Chen y Mike Isaac
·6  min de lectura

Después de siete años, las consolas de videojuegos Microsoft Xbox y Sony PlayStation están recibiendo grandes actualizaciones.

Las compañías están lanzando sus consolas de nueva generación justo a tiempo para la temporada de compras navideñas. Microsoft lanzará dos modelos el 10 de noviembre: la Xbox Series X, la versión de 500 dólares, y la Xbox Series S, su hermana de menor potencia de 300 dólares. Sony lanzará su PlayStation 5 el 12 de noviembre, la cual vendrá en dos modelos de 400 y 500 dólares.

Entonces, ¿cuál elegirás? Hay muchos tipos diferentes de videojugadores, así que nosotros —Brian X. Chen, un fanático de PlayStation desde hace tiempo, y Mike Isaac, que creció jugando en Xbox— decidimos probar las nuevas consolas en nuestras casas.

Esta reseña se enfocará en los nuevos sistemas de Xbox. Nuestra reseña de la PlayStation 5 llegará más adelante esta misma semana.

BRIAN: Hola, Mike. Mientras el país ha estado contando votos para determinar a nuestro próximo presidente, tú y yo hemos estado jugando videojuegos para ayudar a nuestros lectores a decidir a cuál nueva consola deberían darle el voto con sus billeteras.

Durante la última generación de consolas, PlayStation 4 fue el dispositivo de videojuegos imprescindible, con más del doble de ventas que la Xbox One. Ahora, la gente se pregunta si es el turno de Xbox de ganar con sus elegantes y rectangulares Series X y Series S.

¿Cuáles son tus impresiones hasta ahora?

MIKE: Durante mucho tiempo fui leal a Xbox. Recuerdo cuando estaba en la secundaria y salió el primer juego de “Halo”. Fue un juego esencial, uno de los mejores juegos de disparos de su época. Su éxito hizo que tener una Xbox fuera una prioridad.

Ahora, casi 20 años después, no tengo la misma sensación con la Xbox Series X y la Series S. No existe un juego exclusivo para Xbox que me entusiasme, ¿sabes?

BRIAN: Bueno, se suponía que el nuevo juego de la saga de “Halo”, llamado “Halo Infinite”, iba a ser el gran título de lanzamiento para promocionar estos nuevos sistemas Xbox. Es una gran decepción que el director del juego haya renunciado y el proyecto se haya retrasado.

MIKE: Es una ausencia enorme y notable, en especial cuando estás intentando lanzar un producto que sea la competencia de Sony, cuya PlayStation 4 ha dominado el mercado durante los últimos siete años.

Le concederé esto: en cuando al hardware, la Series X tiene muchas similitudes con la nueva PlayStation de Sony. Ambas incluyen unidades de estado sólido, una tecnología de almacenamiento que carga los juegos más rápido que las tradicionales unidades de discos duros giratorios.

BRIAN: Las nuevas consolas de Xbox y PlayStation también tiene procesadores gráficos que soportan el “trazado de rayos”, un complejo proceso de renderizado de gráficos que hace que la iluminación y las sombras se vean más realistas. Eso a su vez se traduce en gráficos mucho mejores.

MIKE: El control de la Xbox conserva la forma clásica a la que ya estás acostumbrado con una Xbox, pero está refinado y es más estilizado, lo que coincide con el diseño más elegante y minimalista de los nuevos modelos de Xbox.

Pero aquí está la cuestión: si los sistemas están un plano bastante nivelado en cuanto a tecnología, entonces los lanzamientos de juegos cobran una importancia mucho mayor.

BRIAN: Estoy de acuerdo. En términos de características de hardware, en comparación con la PlayStation, la Xbox es ligeramente superior. La Series X incluye cerca de un 20 por ciento más de espacio para almacenar juegos descargados que la PlayStation 5. La consola es una torre compacta que será más fácil de instalar en un centro de entretenimiento que la voluminosa PlayStation 5.

Sin embargo, esa ventaja es insignificante sin fantásticos títulos para jugar. Por ahora no hay nada muy convincente. Entre los títulos de lanzamiento se encuentran "Assassin’s Creed: Valhalla", "Gears Tactics" y "Yakuza: Like a Dragon”, entre otros. Probé unos cuantos juegos de lanzamiento y los gráficos se veían geniales y la consola se sentía veloz, pero no me atrajeron los juegos.

El atractivo comercial inmediato de la Xbox es el servicio de suscripción Xbox Game Pass, el cual la gente llama el Netflix de los Videojuegos. Por 10 dólares al mes, obtienes acceso a decenas de juegos de las generaciones actuales y pasadas de Xbox, y muchos de esos títulos son excelentes. Hay juegos como "Final Fantasy XV”, "Mass Effect”, "The Witcher 3" y más.

MIKE: Aquí es donde creo que la Xbox tiene una verdadera ventaja: pasé un rato recorriendo solo una fracción del enorme catálogo del Game Pass y fue como dar un paseo por los gratos recuerdos de viejos juegos de Xbox que adoré, sin mencionar los juegos que quise jugar, pero nunca tuve tiempo para hacerlo.

BRIAN: Además de eso, las nuevas Xbox hacen un trabajo extraordinario al lograr que los gráficos de juegos más viejos se vean bien en nuestros televisores modernos de alta definición. Microsoft lo llama Entrega inteligente: si compras un juego para Xbox One, pero con el tiempo adquieres la Xbox Series X, Microsoft instalará de manera automática la versión optimizada para la Series X.

MIKE: Sin embargo, esta es mi pregunta: si estoy gastando entre 300 y 500 dólares en una consola de nueva generación, ¿lo estoy haciendo para jugar títulos viejos? ¿O estoy pensando más en los próximos juegos?

BRIAN: Bueno, Microsoft me dijo a través de un comunicado que ya están en camino más juegos geniales como “Everwild" y "As Dusk Falls”. Simplemente no hubo factor sorpresa con este catálogo de títulos de lanzamiento gracias, en gran parte, al retraso de “Halo”.

Dicho esto, ahora es un buen momento para mencionar las diferencias entre la Xbox más barata y la más costosa.

En particular, la Series X de 500 dólares tiene un rendimiento gráfico más alto. Los juegos se pueden jugar en resolución 4K. La Series S de 300 dólares puede correr los juegos en una resolución más baja (cerca de 1080p). La consola más económica también tiene cerca de la mitad del espacio de almacenamiento de la Series X.

De inmediato pude notar la diferencia: Abrí “Gears 5”, un juego de disparos, en ambas consolas y fui cambiando entre ellas en mi televisor. Los gráficos de “Gears 5” en la Series X eran definitivamente más nítidos y detallados.

MIKE: Así es. Sin embargo, tengo curiosidad. ¿Deberíamos preocuparnos de que el modelo de menor precio se vuelva tecnológicamente irrelevante en un par de años? En esencia, ¿nos han dado algún indicio de que la Series S no será capaz de manejar juegos grandes con gráficos de alto consumo en el futuro?

BRIAN: Eso le pregunté a Microsoft y la compañía me dijo que debería ser sencillo para los desarrolladores de juegos escalar las resoluciones para ambas consolas ya que comparten la misma arquitectura informática.

Es evidente que Microsoft está apuntando a un tipo de videojugador casual con la Series S. Por ejemplo, los padres que buscan ahorrarse unos cuantos dólares y no les interesa tener la mejor tecnología de juegos, probablemente les compren una Series S a sus hijos y la llenen de títulos del Game Pass. Eso es un gran valor.

MIKE: Sí, tienes razón. Además, creo que ese segmento del mercado es real e importante.

BRIAN: Sin embargo, los lanzamientos de consolas generan primeras impresiones y mi primera impresión de este lanzamiento es que PlayStation volverá a tener la mayoría de los títulos exclusivos geniales de esta generación. Por ende, los amantes de los juegos que elijan una consola podrían preferir la PlayStation en lugar de la Series X.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company