Rescatistas buscan víctimas en hotel de Cuba tras explosión que deja 22 muertos

·4  min de lectura
APTOPIX Cuba Hotel Explosión (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)
APTOPIX Cuba Hotel Explosión (Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved)

Los equipos de rescate de la capital cubana estuvieron buscando entre los escombros durante toda la noche para encontrar más víctimas de una explosión que mató al menos a 22 personas e hirió a decenas en un hotel de lujo que en su día acogió a dignatarios y celebridades, como Beyoncé y Jay-Z

Una fuga de gas natural fue la causa aparente de la explosión del viernes en el Hotel Saratoga, de 96 habitaciones. La estructura del siglo XIX, situada en el barrio de La Habana Vieja, no tenía huéspedes en ese momento porque estaba siendo renovada antes de su reapertura prevista para el martes.

Los familiares de los desaparecidos permanecieron en el lugar a última hora de la noche del viernes mientras los rescatistas buscaban entre los escombros. Otros se reunieron en los hospitales donde se atendía a los heridos.

“No quiero moverme de aquí”, señaló Cristina Avellar a The Associated Press cerca del hotel, cuyas paredes exteriores salieron volando por la explosión, lo que dejó al descubierto el interior de muchas habitaciones.

Avellar esperaba noticias de Odalys Barrera, una cajera de 57 años que trabaja en el hotel desde hace cinco. Es la madrina de las hijas de Barrera y la considera como una hermana.

Aunque no se ha reportado ningún turista herido, la explosión es el último golpe a la crucial industria turística del país.

Incluso antes de que la pandemia de coronavirus mantuviera a los turistas alejados de Cuba, el país ya estaba luchando con las sanciones impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump y que mantuvo la administración Biden. Las sanciones limitaban las visitas de los turistas estadounidenses a las islas y restringían las remesas de los cubanos en Estados Unidos a sus familias en Cuba.

El turismo había comenzado a reactivarse un poco a principios de este año, pero la guerra en Ucrania frenó el auge de visitantes rusos, que representaron casi un tercio de los turistas que llegaron a Cuba el año pasado.

Los primeros pisos del hotel parecen haber sufrido la mayor parte de los daños de la explosión del viernes. Las paredes desaparecidas permitían distinguir colchones, piezas de mobiliario, cristales colgados, cortinas hechas jirones y cojines cubiertos de polvo.

El Dr. Julio Guerra Izquierdo, jefe de los servicios hospitalarios del Ministerio de Sanidad, comentó que al menos 74 personas habían resultado heridas. Entre ellas había 14 niños, según un tuit de la oficina del presidente Miguel Díaz-Canel.

El ministro de Salud de Cuba, José Ángel Portal, subrayó a The Associated Press que el número de heridos podría aumentar mientras continúa la búsqueda. El teniente coronel del Cuerpo de Bomberos, Noel Silva, mencionó que los socorristas seguían buscando a un grupo numeroso de personas que podrían estar bajo los escombros.

La búsqueda iba a continuar durante toda la noche. El hotel destrozado permaneció acordonado mientras los trabajadores manejaban maquinaria pesada para levantar enormes trozos de pared y mampostería y los camiones abandonaban el lugar cargados de escombros. Los bomberos y el personal de rescate se afanaban en el interior de los restos.

Las autoridades se negaron a revelar los nombres de los muertos, incluso a sus familiares. Las autoridades colocaron luces de emergencia en el lugar y trajeron perros entrenados para ayudar en la búsqueda.

Los socorristas se negaron a responder a las preguntas porque las autoridades les habían ordenado no hacerlo para evitar confusiones.

Una escuela de 300 alumnos situada junto al hotel fue evacuada. El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, dijo que cinco de los estudiantes sufrieron heridas leves.

El emblemático hotel se encuentra a unos 100 metros del edificio del Capitolio de Cuba, que presentaba cristales rotos y mampostería dañada tras la explosión.

El hotel fue renovado por primera vez en 2005 como parte de la reactivación de La Habana Vieja por parte del gobierno cubano y es propiedad del brazo empresarial turístico del ejército cubano, el Grupo de Turismo Gaviota SA. La empresa afirmó que estaba investigando la causa de la explosión y no respondió a un correo electrónico de la AP en el que se pedían más detalles sobre el hotel y la renovación que estaba llevando a cabo.

En el pasado, el Hotel Saratoga ha sido utilizado por visitantes VIP y figuras políticas, incluyendo delegaciones de alto rango del gobierno de Estados Unidos. Beyoncé y Jay-Z se alojaron allí en 2013.

García Zapata señaló que se estaban evaluando las estructuras adyacentes al hotel, incluyendo dos edificios de departamentos muy dañados. Díaz-Canel explicó que las familias de los edificios afectados habían sido trasladadas a lugares más seguros.

El fotógrafo Michel Figueroa relató que pasaba por delante del hotel cuando “la explosión me tiró al suelo, y todavía me duele la cabeza.... Todo fue muy rápido”.

Preocupados, los familiares de las personas que habían trabajado en el hotel se presentaron en un hospital para buscar a sus seres queridos. Entre ellos estaba Beatriz Céspedes Cobas, que buscaba entre lágrimas a su hermana.

“Ella tenía que trabajar hoy. Es empleada de hogar”, dijo. “Yo trabajo a dos cuadras. Sentí el ruido, y al principio ni siquiera asocié” la explosión con el hotel.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tiene previsto llegar a La Habana para una visita a última hora del sábado y el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, aseveró que la visita seguiría adelante.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.