Rescataron a una adolescente de 15 años que fue secuestrada en un partido de la NBA por una red de trata

·3  min de lectura
Karen Gonzales, Kenneth Nelson, Sarah Hayes, Steven Hill y Thalia Gibson secuestraron a una joven de 15 años en un juego de los Dallas Mavericks
Policía de Oklahoma

Una adolescente de 15 años oriunda de Texas, Estados Unidos, desapareció durante un partido de la NBA en el que jugaban los Dallas Mavericks, el pasado 8 de abril en el American Airlines Center. Ahora las autoridades de la ciudad de Oklahoma arrestaron y acusaron a ocho personas que, se supone, la habrían ingresado en una red de tráfico de personas.

Todo comenzó cuando la adolescente y su papá estaban en el partido y ella decidió ir al baño. Pero nunca regresó. Desde ese momento, estuvo perdida 10 días hasta que la localizaron en un hotel de Oklahoma, el 18 de abril.

Tras darse cuenta de que su hija no volvía, el padre notificó su desaparición de inmediato a los empleados de seguridad y a los oficiales de la Policía de Dallas. Pero, cuando terminó el encuentro, la adolescente no había sido encontrada y el hombre tuvo que volver a su casa. Después, denunció que el Departamento de Policía de esa ciudad de Texas nunca abrió la investigación en esta causa, a pesar de las súplicas.

Sin embargo, desde esa fuerza alegaron ante Fox News que un oficial que estaba en el partido de básquet fue notificado de la desaparición y registró la denuncia esa noche, aunque explicaron que el Código de Familia de Texas dicta que “los menores desaparecidos sean investigados como fugitivos”, a menos que existan “circunstancias que parezcan involuntarias, como un secuestro”.

En tanto, fue el Departamento de Policía de Oklahoma el que arrestó a Saniya Alexander, Melissa Wheeler, Chevaun Gibson, Kenneth Nelson, Sarah Hayes, Karen Gonzales, Thalia Gibson y Steven Hill por este caso de tráfico de personas.

Gibson está acusado por ofrecer a ejercer la prostitución; Nelson, Hayes y Gonzales, por trata de personas y distribución de pornografía infantil; Hill, por violación; Gibson y Alexander tienen órdenes de arresto por delitos graves; y Wheeler, un proceso por robo.

“Mi corazón se rompe por las cosas inimaginables que tuvo que soportar mi hija durante los días que se la llevaron, pero estoy muy contenta de que esté a salvo”, dijo la madre de la niña.

En este caso fue clave la intervención de la ONG Texas Counter-Trafficking Initiative (TXCTI), que maneja casos de tráfico de personas en Texas y que fue convocada por la familia de la víctima. La organización pudo rastrear imágenes explícitas de la adolescente en un sitio web de prostitución de Oklahoma.

Por otra parte, el abogado de la familia dijo que un vendedor de tickets fraudulentos, conocido en el American Airlines Center y por los Mavericks, pudo haberle comercializado una entrada falsa a un hombre sospechoso, que en teoría atrapó a la víctima en el centro deportivo.

“Los sistemas y las organizaciones involucradas en este caso le fallaron continuamente a la víctima. Nunca debió haber tenido contacto con ese hombre en el partido de los Mavericks. La Policía de Dallas debió haber trabajado para investigar las pistas y localizar a la adolescente antes de que fuera traficada a Oklahoma”, se quejó Fortenberry en la nota de prensa que publicó Fox News.

Incluso, agregó: “El hotel Extended Stay America, en Oklahoma, antepuso las ganancias por sobre las personas, al hacer la vista gorda ante la explotación sexual que ocurre frente a sus ojos. La vida de esta víctima cambiará para siempre. Esperamos responsabilizar a los involucrados y crear un cambio dentro de estas organizaciones, para que esto nunca le suceda a ningún otro niño”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.