Rescatan a víctima de tráfico humano tras saltar de un auto en movimiento en Miami

Una víctima de tráfico humano logró escapar de un supuesto proxeneta al saltar de un auto en movimiento en el Condado Miami-Dade a donde la trajo el sujeto desde Maryland para obligarla a prostituirse en el sur de la Florida.

La Fiscalía Estatal de Miami-Dade dio a conocer el caso este jueves y divulgó la orden de arresto emitida contra Monriko Mequel Clements, de 31 años, quien enfrenta cargos de tráfico humano con fines de prostitución y prostitución para obtener apoyo derivado de los recursos de esta actividad ilícita.

Las autoridades dijeron que la víctima, una mujer de 23 años identificada solo por las siglas M.C, fue sometida a tráfico humano entre el 4 de mayo y el 14 de noviembre de este año, poco después de conocer al sujeto en Maryland mediante la aplicación Tinder y comenzar una relación amorosa con él.

El pasado 14 de noviembre la Patrulla de Carreteras de la Florida recibió una llamada en la que se notificaba que una mujer había saltado de un vehículo en movimiento en el Dolphin Expressway, al este de la NW 27th Avenue y cuando una agente llegó al lugar, la víctima declaró que temía por su vida porque su novio, el presunto proxoneta, la golpeó estando en un auto alquilado con placas de Illinois porque la madre de la mujer denunció la situación.

La víctima dijo que el sujeto la forzó a ser escort y a acudir a citas para tener sexo a cambio de dinero y que viajaron desde Maryland para que ella ejerciera la prostitución en los condados Miami-Dade y Broward.

La Fiscalía Estatal de Miami-Dade divulgó una orden de arresto emitida contra Monriko Mequel Clements, quien enfrenta cargos de tráfico humano por presuntamente prostituir a una mujer en Miami-Dade.
La Fiscalía Estatal de Miami-Dade divulgó una orden de arresto emitida contra Monriko Mequel Clements, quien enfrenta cargos de tráfico humano por presuntamente prostituir a una mujer en Miami-Dade.

Declaró que el hombre la golpeaba a diario, la degradaba y amenazaba con matarla si no hacía lo que él le pidiera.

La mujer pudo contactar a su mamá el 14 de noviembre a las 6 a.m y le pidió que llamara a la policía porque estaba en peligro luego de que el hombre estuvo abusando de la víctima física y verbalmente todo la noche y temprano ese día.

La madre llamó a las autoridades de Maryland que se comunicaron con el Departamento de Policía de Florida City que envió a agentes al hotel donde se alojaba la víctima y el sujeto. Cuando llegaron el hombre estaba entrando al auto y al hablar con la víctima esta negó que hubo un alterado físico y que discutieron por culpa de ella.

Ambos se fueron luego en el vehículo rumbo a Miami Beach, en el trayecto el sujeto amenazó a la víctima con matarla porque su madre había contactado a la policía y que sus familiares no la iban a encontrar.

Después comenzó a golpearla en el auto mientras manejaba, le quitó el teléfono celular y la lanzó al asiento trasero. La víctima se pasó a ese asiento para recuperar el celular, en ese momento el sujeto la agarró por el cabello y la obligó a sentarse en la parte delantera.

Cuando el tráfico estaba algo lento, la mujer aprovechó para lanzarse del auto, el sujeto entonces se bajó para obligarla a que regresar al vehículo, pero otro conductor que vio lo que sucedía intervino. El hombre se dio a la fuga.

De acuerdo con la orden de arresto, el sujeto es un rapero conocido como “King Swuice” quien sugirió a la víctima prostituirse para ganar dinero de una manera rápida cuando ella perdió su trabajo en un restaurante y pudiera así mantener a sus hijos.

La víctima dijo que hizo aproximadamente más de $20,000 en citas sexuales, pero no recibió ningún dinero directamente. El sujeto le compraba todo lo que ella y sus hijos necesitaban, además de encargarse de hacer arreglos para el cuidado del cabello, las uñas y le compraba la ropa. Su excusa para no darle dinero directamente era que ella era muy mala con sus finanzas, según el documento judicial.

El hombre presuntamente también le daba a la víctima cocaína y molly (MDMA) y además hizo que tatuaran en el brazo de la mujer el nombre de Swuice como símbolo de que ella le pertenecía, dijeron las autoridades.