Rescatan a 5 bañistas en Guasave y Mazatlán; uno fallece

CULIACÁN, Sin., junio 24 (EL UNIVERSAL).- A causa del oleaje y las fuertes corrientes, los cuerpos de auxilio lograron rescatar en las playas de Guasave y Mazatlán a cinco bañistas, uno más perdió la vida en el mar y cuatro recibieron atención médica por lesiones en sus piernas a causa de la presencia de "quemadores".

La Policía Acuática de Mazatlán informó que el fin de semana, se presentaron cuatro casos de menores de edad que al pasearse por las playas del puerto, sufrieron afectaciones en sus piernas por quemadores, por lo que tuvieron que recibir atención médica.

En la zona de la playa de Camarón, un joven de nombre Daniel "N", de 19 años de edad, quien se divertía, a bordo de un Kayak, se volcó y la corriente lo empezó alejar de tierra firme, por lo que este solicitó ayuda para salir, por lo que al ser rescatado, solo presentó una crisis nerviosa y cansancio.

Gustavo Espinoza Bastidas, Coordinador del Escuadrón de Salvamento Acuático comentó que dos turistas procedentes del vecino estado de Durango, identificados como Javier "N", de 32 años y Eliza "N" de 34, tuvieron que ser rescatados, al caer de un Jet Sky que conducían en la bahía de Mazatlán.

Los dos visitantes al caer al mar se desorientaron por lo que tuvieron que pedir ayuda, para ser sacados a la playa, donde recibieron asistencia médica, ya que estos solo presentaron nervios por lo que les sucedió.

En las playas de las Glorias, en el municipio de Guasave, Daniel "N" y su suegro Jesús "N", de 93 años de edad, ingresaron al mar para nadar, en una zona peligrosa, por lo que ambos fueron atrapados por una fuerte corriente, el primero logró ser rescatado.

Poco después, los elementos acuáticos, reportaron el hallazgo del adulto mayor que fue jalado por el oleaje a mar adentro, por lo que este falleció ahogado.

En la misma playa, un joven, originario de la ciudad de Guamúchil que no atendió las recomendaciones de no ingresar a una mayor profundidad, tuvo que ser auxiliado para salir del agua, al ser arrastrado por el oleaje.