¿Repunte o rebrote? Cómo explican los infectólogos la suba de casos en el AMBA

Mauricio Giambartolomei
·5  min de lectura

El lunes 7 de diciembre el parte diario que marca la evolución de los casos positivos de Covid-19 en la ciudad de Buenos Aires indicaba que 162 personas se habían contagiado en las últimas 24 horas. Dos semanas después, ayer, el mismo número informaba que los nuevos enfermos respecto al día anterior eran 529. Esta tarde, el Ministerio de Salud de la Nación informó para el distrito 712 infectados en el día. Aunque esa diferencia no representa el salto cuantitativo que tuvo la enfermedad en las últimas semanas, es un indicio de que la curva comenzó a subir nuevamente después de un largo tiempo de amesetamiento y tendencia a la baja.

Lo que ocurre en la ciudad se ve replicado en toda el área metropolitana y sucede, de acuerdo a la opinión de los especialistas, por los cambios en los comportamientos sociales y la relajación en los cuidados preventivos a la luz de una falsa sensación de pandemia superada. El nuevo escenario, coinciden los expertos y desde el Gobierno porteño, aún no merece nuevas restricciones para frenar una posible segunda ola hasta que no haya datos concluyentes para determinar si se trata o no de un rebrote. Mientras tanto la sugerencia es una sola: adecuar los recaudos personales y grupales, la única forma de evitar los contagios.

Mar del Plata: La historia de la Casa sobre el Arroyo que ahora proyectan restaurar

"Por el momento no estamos pensando en medidas restrictivas. Seguiremos analizando los números de los próximos días para ver si se trata de un repunte de la caída que teníamos o si se anticipó un rebrote, que es muy poco probable", sostiene una fuente oficial.

El número que se mira con atención es el de la media móvil, que marca la evolución del promedio de contagios de los últimos siete días para analizar cuál es el escenario del coronavirus, el verdadero parámetro de la situación actual. Hace tres semanas era de 305 y hoy se encuentra alrededor de 400, con un número R (índice de contagiosidad) que acompañó ese crecimiento ubicándose en 1,05 (en algunos barrios como Recoleta hace un pico de 1,40).

La suba de los números de casos en diciembre tuvo una evolución irregular. Desde ayer hacia atrás fue la siguiente, de acuerdo a los partes oficiales: domingo 20 de diciembre, 372 casos; sábado 19, 507; viernes 18, 568; jueves 17, 509; miércoles 16, 397; martes 15, 485; lunes 14, 443; domingo 13, 254; sábado 12, 387; viernes 11, 466; jueves 10, 380; miércoles 9, 350; martes 8, 156; lunes 7, 162; domingo 6, 224; sábado 5, 255; viernes 4, 260; jueves 3, 217; miércoles 2, 277; y martes 1, 410.

Dellepiane: el elefante blanco que se convirtió en la única terminal activa durante la pandemia

Dentro del Gobierno creen probable que la suba en el número de casos sea una escalada que volverá a bajar de la misma forma que subió cuando durante enero disminuya la circulación de personas en la ciudad. "Desde el funeral de Diego Maradona hasta acá hubo muchas manifestaciones en la calle, marchas, encuentros, y la gente empezó a bajar la guardia. Creemos que bajará pronto para hacer un rebrote más adelante, aunque con una campaña de vacunación en marcha lo que disminuye la letalidad del virus", advierten en Gobierno.

Para los especialistas consultados por LA NACION el escenario actual es una consecuencia del comportamiento social como la realización de fiestas clandestinas y liberación de los espectáculos, sumados a las marchas y manifestaciones en la calle. "Esto se está produciendo porque lo estamos buscando nosotros, no es parte de la pandemia. Es por las reuniones que se están realizando, no hay mucha discusión sobre el punto. Cada día, en el hospital, le pregunto a la gente que está por hisoparse cuál es la razón y la mayoría responde que estuvo en contacto estrecho con un positivo en una reunión social. No se están cumpliendo los protocolos en esos encuentros", opinó el infectólogo y miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) Ricardo Teijeiro.

Coronavirus: Si sufrís de alergias, esto es lo que debés saber sobre las vacunas

"No se trata de un rebrote, hay un incremento de casos producto de la respuesta social que estamos dando porque el virus no se modificó. No hay que tomar medidas restrictivas, por ahora, sino insistir en la comunicación y la responsabilidad social. Hay que ser responsables de una vez para protegernos entre todos" agregó.

En la misma línea se sumó Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, además, con el aporte de un dato clave. La media móvil no solo subió en la ciudad sino que lo hizo en todo el país: el 8 de diciembre se encontraba en 3610 y ayer trepó hasta 6274. "Las manifestaciones de verdes y celestes (en el debate por el proyecto de la ley de interrupción del embarazo), las marchas de hinchas de River y Racing, el funeral de Maradona, las fiestas clandestinas son actividades que influyeron en esta suba", dijo el experto.

"No aconsejo nuevas restricciones, pero se debe apelar mucho a la responsabilidad social", coincidió López. "Pero hay que estar atentos porque si el repunte sigue su curso tendremos que implementar alguna medida. Se están viendo muchas reuniones al aire libre en carpa, poco uso de barbijo, no uso de distanciamiento social. Todo se vuelve peligroso porque puede aumentar la circulación del virus, aunque la nueva cepa no se ha detectado aún", agregó.

Para Laura Barcan, médica infectóloga del Hospital Italiano y miembro de la SADI, aún no se puede dimensionar hasta dónde llegará el repunte de casos o si se convertirá en un rebrote anticipado. "Cuando comenzaron a bajar los casos hubo un relajamiento general y lo que haría falta es que se sigan respetando los cuidados, las recomendaciones que nos cansamos de dar. Todo sigue atado a la responsabilidad social de cada uno", explicó.