El repunte de casos covid-19 en Ecuador no supone una nueva ola, según autoridad

·3  min de lectura

Quito, 14 oct (EFE).- El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional, entidad que gestiona las medidas de la pandemia en Ecuador, expresó este jueves su preocupación por los 730 nuevos casos de covid-19 registrados, y aunque evitó calificarlo como una nueva ola, advirtió de que se trata de un "ligero repunte".

La ministra de Salud, Ximena Garzón, dijo que el rebrote está controlado y que temen un aumento en los casos por la irresponsabilidad ciudadana, pero insistió en que no se trata de una cuarta ola del virus sino de "un tema serio".

"El rebrote puede causar el cierre de muchas actividades sociales importantes para la reactivación del país", advirtió la titular sanitaria y aprovechó la rueda de prensa de hoy en Quito para instar a la ciudadanía que aún no lo ha hecho a vacunarse.

Señaló que el grupo etario de 18 a 40 años es el que cuenta con menor protección frente al virus al no haber completado el esquema de vacunación pese a que, insistió, el Estado mantiene dosis disponibles de las farmacéuticas Pzifer, CanSino, Sinovac y AstraZeneca.

Para hacerle frente al repunte de casos Garzón anunció una campaña "agresiva" de inoculación con el apoyo, nuevamente, de la empresa privada y universidades que han colaborado en el proceso de inmunización anticovid-19 que hasta el 12 de octubre ha cubierto a 10,01 millones de personas en el país, según el Ministerio de Salud.

El ministro de Turismo, Niels Olsen, suscribió el llamamiento a vacunarse como requisito para la reactivación social y económica en la que el país trata de avanzar.

Sin embargo, también pidió a los ciudadanos hacer turismo en el feriado que se aproxima los primeros días de noviembre, lo que "no significa que tenemos que bajar la guardia", sostuvo.

En la comparecencia de prensa que se desarrolló en las instalaciones del Sistema Integrado de Seguridad ECU911 se proyectó un video de eventos masivos donde no se cumplían los protocolos de bioseguridad y aglomeraciones en diferentes ciudades del país.

Para Homero Castanier, viceministro de Gobierno, esos eventos se llevaron a cabo con "auto autorizaciones" que los municipios han emitido al margen de las directrices de esa Cartera de Estado encargada de velar por el orden y tiene jurisdicción en las ciudades a través de las intendencias de Policía.

Las autoridades coincidieron en que es necesaria la corresponsabilidad entre el Ejecutivo y la ciudadanía para no correr riesgos con el virus que ha enfermado a 513.026 personas en Ecuador.

Por su parte, presidente del COE Nacional, Juan Zapata, advirtió a los municipios que deben cumplir con la norma ordinaria que designa competencias a cada entidad por separado y en la que concurren como corresponsables de la situación epidemiológica de la comunidad.

Anunció, además, la publicación de nuevos protocolos para los eventos públicos masivos que, explicó, continúan prohibidos aunque "es muy difícil manejar la crisis sanitaria con 221 voluntades", en referencia a los gobiernos municipales.

Finalmente, Zapata aclaró que la próxima semana se darán a conocer las disposiciones para los días de asueto por la Independencia de Cuenca y la celebración de finados, los primeros días de noviembre.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.