Repudian dichos de Fernández sobre fiscal que investiga a la vicepresidenta

·4  min de lectura

Buenos Aires, 25 ago (EFE).- Los dichos del presidente argentino, Alberto Fernández, sobre el fiscal que pidió una condena en una causa de corrupción que se le sigue a la vicepresidenta, Cristina Fernández, provocó el repudio y la presentación de denuncias judiciales de la oposición por considerarlos una amenaza y un avasallamiento al poder judicial.

El presidente argentino comparó la situación del fiscal Diego Luciani -que el lunes pasado solicitó una condena de 12 años de prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos para Cristina Fernández en una causa de corrupción- con la del fiscal Alberto Nisman, que apareció muerto con un disparo en la cabeza en 2015, horas antes de presentar una denuncia en el Congreso contra la entonces presidenta (2007-2015).

“Realmente alentar la idea de que le puede pasar al fiscal Luciani lo que le pasó a Nisman… Miren hasta acá lo que le pasó al fiscal Nisman es que se suicidó, hasta acá no se probó otra cosa, yo espero que no… que no haga algo así el fiscal Luciani”, dijo Alberto Fernández el miércoles en un reportaje televisivo.

La Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de Argentina repudió “enfáticamente” los dichos del presidente argentino y consideró “temerario” el “paralelismo” que trazó el mandatario entre Luciani y Nisman, al recordar que la Justicia investiga como “asesinato” la muerte del fiscal Nisman, en la noche del 18 de enero de 2015, horas antes de exponer su denuncia contra Cristina Fernández por presunto encubrimiento a varios sospechosos de terrorismo iraníes.

Además, los fiscales recordaron que la Constitución argentina impide al presidente ejercer funciones judiciales, arrogarse el conocimiento de causas pendientes o restablecer las fenecidas, por lo que no puede efectuar injerencia alguna siquiera a través de críticas, halagos o comentarios.

El propio fiscal Luciani dijo este jueves que “es preocupante el grave avasallamiento de las instituciones” por parte del presidente y del ministro de Seguridad, quienes “deberían ser los primeros en practicar los valores republicanos" y "no deben olvidarse de que representan a toda ciudadanía”, en un comunicado difundido a los medios.

DEFENSA Y CAMBIO

El presidente Alberto Fernández aclaró este jueves que hubo "una tergiversación" de sus dichos y que su referencia al fiscal Nisman el miércoles apareció porque fue parte de la pregunta de los periodistas.

“En mi Gobierno no amenazamos ni perseguimos ni operamos ni sobre fiscales ni sobre jueces y, por lo tanto, nadie tiene que sentirse en riesgo”, dijo Alberto Fernández a radio El Destape, donde también afirmó haber recibido amenazas de muerte que investiga la Policía Federal.

Sin embargo, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) rechazó los dichos del presidente y puso en relieve el cambio de opinión de Alberto Fernández al indicar que en una visita a la institución había manifestado que “Nisman fue asesinado” y hoy sostiene lo contrario.

DENUNCIA DE LA OPOSICIÓN

La oposición encaró diversas acciones judiciales y parlamentarias en reacción a los dichos del presidente.

Juntos por el Cambio -al que pertenece el expresidente Mauricio Macri (2015-2019)- repudió las declaraciones del presidente por ser una "velada amenaza a la seguridad personal del fiscal", expresó en un comunicado.

La principal coalición opositora exigió que el Gobierno nacional "garantice en forma absoluta la integridad física de los jueces y fiscales que están llevando adelante las causas que involucran a la vicepresidenta".

La líder de la Coalición Cívica, integrante de Juntos por el Cambio, Elisa Carrió, agregó a radio Mitre que “el presidente miente y hace una amenaza mafiosa”, porque indicó que “miente a sabiendas” de que Nisman no se suicidó entonces “lo que está diciendo es ´espero que no aparezca suicidado´”.

La Coalición Cívica anunció que denunciará al presidente por “sedición y amenazas”, en tanto la líder del PRO, otro de los integrantes de la coalición opositora, Patricia Bullrich, dijo que denunciarán al presidente por "alentar un golpe" contra la Corte Suprema, contra los jueces que están juzgando hechos de corrupción del kirchnerismo y por "amenazar" al fiscal Luciani.

En tanto, el interbloque de Juntos por el Cambio presentará un nuevo pedido de juicio político contra el presidente Alberto Fernández por sus "amenazas inaceptables" al fiscal Luciani, según adelantó el diputado radical Mario Negri, en redes sociales.

(c) Agencia EFE