Republicanos siguen contando con apoyo de votantes latinos

Por NICHOLAS RICCARDI
ARCHIVO - Fotografía de archivo del 15 de diciembre de 2018 de Pedro H. González, pastor evangélico y miembro del consejo de Acción Familiar de Colorado, posa en el parque Clemente en Littleton, Colorado. (AP Foto/David Zalubowski, Archivo)

LITTLETON, Colorado, EE.UU. (AP) — El colombiano Pedro González, quien reside en un suburbio de Denver, confía en Donald Trump y su partido, a pesar de la retórica del presidente estadounidense contra los inmigrantes y el cambio del Partido Republicano hacia el derecho a la inmigración.

González, de 55 años, es pastor en una iglesia evangélica. Dijo que inicialmente estaba desanimado con Trump en 2016, pero que con el paso de los meses se ha convencido con las medidas del presidente para proteger a los grupos religiosos y designar a jueces que se oponen al aborto.

Más importante aún, González considera que la presidencia de Trump es parte de un plan divino. “No importa lo que pienso”, dijo González del presidente. “Él fue colocado allí”.

Aunque los votantes latinos son parte fundamental de la coalición demócrata, hay una facción más grande de lo que muchos creen, de latinos republicanos confiables. Y la proporción de latinos leales al Partido Republicano no se ha debilitado durante el gobierno de Trump.

En las elecciones de noviembre, el 32% de los latinos votó por los republicanos, de acuerdo con un análisis de información de AP VoteCast. La encuesta aplicada a más de 115.000 votantes de las elecciones legislativas, incluidos 7.738 votantes latinos, fue realizada por NORC en la Universidad de Chicago para The Associated Press.

Otras encuestas también han mostrado que aproximadamente una tercera parte de los latinos apoyan a Trump. Datos del Centro de Investigación Pew y de encuestas de salida indicaron que una proporción comparable de tres de cada 10 votantes latinos apoyó a Trump en 2016. Es más o menos la misma proporción de latinos que han apoyado a los republicanos en la última década.

La estabilidad del apoyo latino a los republicanos frustra a los demócratas, que consideran que acciones como la política de separación de familias de migrantes y la satanización de la caravana migrante debería causar el rechazo latino al Partido Republicano.

Los datos de VoteCast demuestran que, como los votantes blancos, los latinos están divididos por género: 61% de los hombres votaron por el Partido Demócrata en noviembre, mientras que 69% de las mujeres lo hicieron. Y aunque se pueden encontrar latinos con preferencia republicana por todo el país, sobresalen dos grupos particularmente inclinados al partido: los evangélicos y los veteranos de guerra.

Los evangélicos representaron una cuarta parte de los votos latinos y los veteranos 13%. Ambos grupos estaban divididos equitativamente entre ambos partidos. Mike Madrid, un estratega republicano en California, dijo que esos grupos han proporcionado al Partido Republicano muchos votos latinos durante años.

“Se quedan y no se van”, dijo Madrid. Así como la base blanca de votantes de Trump, los ataques al presidente y otros republicanos por sus posturas antiinmigrantes “simplemente los hacen comprometerse aún más”.

Algunos latinos conservadores dicen que sus preferencias políticas los hacen sentir más una minoría por cuestiones políticas que por su raza.

Irina Vilariño, de 43 años, es una restaurantera de Miami e inmigrante cubana que dijo que le quitaron pegatinas de la defensa de su vehículo por apoyar a John McCain, Mitt Romney y Trump. Agregó que nunca sufrió discriminación cuando creció en una comunidad mayoritariamente blanca en el sur de Florida, “pero recuerdo que durante la campaña de McCain fui discriminada porque lo apoyaba”.

Por eso los republicanos no deberían consolarse en obtener de forma constante el voto de una tercera parte de los latinos, dijo Madrid. Siguen perdiendo dos terceras partes de un electorado que se siente empujado a votar contra Trump. “Eso contribuye a la muerte lenta del Partido Republicano”, agregó Madrid.

González comprende el enojo entre algunos latinos hacia el Partido Republicano y contra Trump, pero considera que obedece a una falsa impresión al enfocarse solo en su rígida postura contra la inmigración. “En una comunidad que no está informada, es seguir con la retórica de la prensa. Hay una opinión de que Donald Trump es un tipo malo”, dijo González. Los evangélicos “comprenden que está ahí para defender los valores”.

___

La periodista de The Associated Press Hannah Fingerhut en Washington, D.C., contribuyó para este despacho