Republicanos en Senado bloquean restauración de histórica Ley de Derecho al Voto

·5  min de lectura

Por primera vez desde su aprobación hace casi 60 años, el Senado de los EE.UU. no ha logrado restaurar la Ley de Derecho al Voto, poniendo potencialmente en riesgo protecciones cruciales contra la supresión de votantes y la discriminación racial después de que un par de fallos de la Corte Suprema de EE.UU. socavaran elementos clave de la histórica ley de derechos civiles.

Los republicanos en el Senado bloquearon la Ley de Promoción del Derecho al Voto John Lewis, nombrada en honor al difunto congresista y líder de los derechos civiles, al invocar un obstruccionismo parlamentario por cuarta vez este año para evitar que la legislación sobre el derecho al voto avanzara al pleno. Es la primera vez que la Ley de Derecho al Voto no ha sido aprobada por el Senado con el apoyo de ambos partidos.

El líder de la mayoría demócrata, Chuck Schumer, calificó la obstrucción de los republicanos como “un punto bajo, bajo en la historia de este organismo”.

“Está claro que el partido republicano moderno ha dado la espalda a la protección del derecho al voto”, dijo este 3 de noviembre.

Un creciente grupo de legisladores y defensores de los derechos civiles ha instado a los senadores demócratas a desmantelar las normas procesales que amenazan con socavar el derecho al voto, y han protestado frente a la Casa Blanca exigiendo a Joe Biden que presione a su partido para que tome mayores acciones. Los demócratas del Senado necesitan el apoyo de al menos 10 republicanos para alcanzar un umbral de 60 votos y así romper el obstruccionismo parlamentario.

“No podemos seguir llevando estos proyectos de ley al pleno para que los republicanos bloqueen incluso el inicio del debate”, dijo la senadora Patty Murray el 3 de noviembre. “Lo que sea que tengamos que hacer para aprobar [la legislación] sobre el derecho al voto, incluso una exención al obstruccionismo parlamentario, creo que deberíamos hacerlo... No podemos permitir que un procedimiento del Senado nos impida proteger el derecho al voto”.

En 2013, la Corte Suprema descartó un elemento crucial de la Ley de Derecho al Voto que requiere que las jurisdicciones con antecedentes de discriminación tengan “autorización previa” federal antes de que los cambios propuestos en las reglas entren en vigencia. A principios de este año, esto perjudicó una sección clave de la Ley de Derecho al Voto que prohíbe las leyes de votación racialmente discriminatorias.

En lo que va del año, los legisladores republicanos en al menos 19 estados han promulgado 33 leyes electorales restrictivas, incluidos los intentos de consolidar la supervisión electoral en las legislaturas lideradas por republicanos, para lograr lo que el intento espurio de Donald Trump por anular los resultados de las elecciones no pudo hacer.

Los estados también han comenzado el proceso que se realiza una vez cada década de volver a trazar las fronteras políticas sin barreras federales contra la manipulación racial por primera vez desde la aprobación de la Ley de Derecho al Voto en 1965.

Los senadores demócratas Patrick Leahy, Dick Durbin y Joe Manchin, junto con Lisa Murkowski, la primera senadora republicana en unirse a la legislación sobre el derecho al voto este año, propusieron el “acuerdo” del proyecto de ley John Lewis, que “fue elaborado para fomentar el apoyo de ambos partidos, y se mantiene fiel al mismo modelo bipartidista seguido por el Congreso en cada una de las [cinco] veces que ha promulgado previamente legislación ‘para restaurar la ley’”, según dice un comunicado de los legisladores.

El proyecto de ley también incluye la Ley de Derecho al Voto de los Nativos Americanos, cuyo objetivo es abordar los problemas de supresión de votantes y otros obstáculos al voto entre las comunidades indígenas.

A pesar de su insistencia en que proteger y expandir el derecho al voto sigue siendo una “prueba para nuestros días” y una batalla definitoria de su presidencia, el presidente Biden no ha cedido al llamado entre los grupos civiles y de derecho al voto y los defensores progresistas de presionar a los legisladores para reformar el obstruccionismo parlamentario.

El presidente sugirió en una asamblea pública que está dispuesto a presionar a los senadores para que enmienden las normas de la obstrucción parlamentaria, pero que hacerlo comprometería la aprobación de su agenda interior ligada a las negociaciones entre los legisladores.

Una declaración de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca que anunció el apoyo al proyecto de ley el miércoles enfatizó que “el derecho sagrado al voto está siendo atacado en todo el país”.

Mientras tanto, un número creciente de senadores ha pedido abiertamente cambios en las reglas de obstrucción parlamentaria mientras el derecho a voto está en juego, y una coalición de grupos de derechos civiles ha encabezado manifestaciones fuera de la Casa Blanca exigiendo que el presidente intervenga. Schumer sugirió este miércoles que los senadores demócratas “irán solos” cuando devuelva al pleno los proyectos de ley sobre el derecho al voto.

La directora ejecutiva de la League of Women Voters, Virginia Kase Solomon, quien se encontraba entre las al menos 25 activistas arrestadas fuera de la Casa Blanca el mes pasado, dijo a The Independent la semana pasada que “él puede mover la voluntad política de la mayoría en muchos sentidos que otros pueden”.

La inacción a nivel federal, combinada con las amenazas contra los trabajadores electorales, la fatiga entre los activistas y un impulso implacable entre los legisladores republicanos para dificultar la votación, “es la tormenta perfecta de lo que no queremos que suceda”, dijo.

Los grupos de derechos civiles estarán llevando a cabo manifestaciones en Washington DC todos los miércoles de noviembre, y prevén que ocurran más arrestos durante actos de desobediencia civil.

“No vamos a ir a ninguna parte”, dijo Solomon a The Independent. “Nuestra coalición, nuestro movimiento, se está fortaleciendo. No vamos a dejar de venir. No es una opción para nosotros no continuar”.

Relacionados

Legisladoras lideran acusación contra la intransigencia del senador Joe Manchin en un proyecto de ley clave

Democracia estadounidense en “espiral descendente” sin protección del derecho al voto, advierte senador

Corte de EEUU escuchará caso de derechos de armas

Trump mantiene gran ventaja sobre otros republicanos en encuesta para primarias del 2024

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.