Republicanos: Romney no delineó agenda específica

LAS VEGAS (AP) — Líderes republicanos reunidos por primera ocasión desde el día de la elección presidencial dijeron que el partido no pudo arrebatar el cargo al presidente Barack Obama porque su candidato Mitt Romney no respondió con fortaleza suficiente a las críticas ni delineó una agenda específica.

En conversaciones en la reunión de la Asociación de Gobernadores Republicanos en Las Vegas, una media docena de líderes del partido pronosticaron que los republicanos perderán nuevamente si siguen manejando el mismo cuaderno de estrategia basada en lugares comunes en lugar de políticas detalladas. En lugar de ello, sostuvieron estos líderes, el partido necesita aprender las lecciones de su derrota, respetar la inteligencia de los votantes y ofrecer una agenda que apele más allá de los votantes hombres blancos no hispanos que son su base.

"Necesitamos admitir el hecho de que fuimos derrotados", dijo en una entrevista el gobernador de Luisiana Bobby Jindal. "Claramente fuimos derrotados y necesitamos admitir eso", señaló.

Poco más de una semana después de que Romney se quedó corto en su búsqueda de la presidencia, los veteranos del partido estaban considerando sus errores y haciendo un repaso de cara a la contienda de 2016. Algunos de quienes tienen la mirada puesta en la Casa Blanca estuvieron presentes en la reunión y consideraron calladamente sus oportunidades. El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie agendó una reunión privada paralela con Haley Barbour, el ex gobernador de Misisipi que es visto ampliamente como uno de los operadores políticos más sagaces del Partido Republicano.

"Necesitamos tener una brutal, brutalmente honesta valoración de todo lo que hicimos", dijo Barbour. "Necesitamos desarmar todo ... y determinar qué funcionó de lo que hicimos y qué no funcionó", agregó.

Otros potenciales contendientes presidenciales como Jindal, el gobernador de Virginia Bob McDonnell y el de Wisconsin Scott Walker estuvieron esbozando una visión para el partido en las próximas elecciones.

"Necesitamos determinar qué hicimos bien y qué hicimos mal, como podemos mejorar nuestro tono, nuestro mensaje, nuestra tecnología, nuestra concurrencia; todas las cosas que se requieren para ganar elecciones", señaló McDonnell. "Estamos decepcionados, pero no estamos desanimados", añadió.

Con encuestas en mano y con el cambio en las tendencias demográficas en mente, estos republicanos están analizando la mejor manera de posicionar al partido para llegar al creciente número de votantes hispanos, negros y jóvenes, quienes votaron abrumadoramente a favor del candidato demócrata la semana pasada.

Los republicanos estaban aún resentidos por las constantes críticas a Romney por parte de Obama y del vicepresidente Joe Biden, y por lo que vieron como respuestas frecuentemente ineficaces de Romney.

"Ellos dedicaron todo su tiempo a hacer que Mitt Romney pareciera inaceptable y como alguien poco fiable e inadmisible para una parte suficiente del pueblo estadounidense; y funcionó", dijo el gobernador de Iowa Terry Branstad en una entrevista.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK