Republicanos presionan con pesquisa de Hunter Biden

REPUBLICANOS-HUNTER BIDEN (AP)
REPUBLICANOS-HUNTER BIDEN (AP)

Pese a su mínima mayoría en la Cámara de Representantes, los republicanos reiteraron esta semana sus intenciones de utilizar su poder el año próximo para investigar al gobierno de Joe Biden y, en particular, al hijo del presidente.

Pero los resultados de las elecciones intermedias han envalentonado a una Casa Blanca que se había preparado para este momento. Los republicanos consiguieron márgenes mucho menores que lo que esperaban y los colaboradores del presidente y otros demócratas piensan que los votantes castigaron a sus rivales por depender de teorías de conspiración y las mentiras de Donald Trump sobre la elección presidencial del 2020.

Ellos lo ven como una validación de la estrategia del gobierno para las intermedias y en adelante de centrarse en sus logros legislativos y continuarlos, en contraste con los candidatos alineados con Trump cuyas quejas sobre el hijo del presidente buscaron atraer a sus partidarios más leales y fueron demasiado extravagantes para el estadounidense promedio. Los demócratas retuvieron el control del Senado y se espera que el margen de los republicanos en la cámara baja sea el menor en dos décadas.

“Si usted mira lo sucedido, ganamos escaños en Nueva York, Nueva Jersey y California”, dijo Mike DuHaime, un estratega republicano y ejecutivo de relaciones públicas. “Esos no fueron votantes acudiendo a las urnas porque querían que se investigase a Hunter Biden — para nada. Ellos acudieron a las urnas porque están molestos por la inflación. Están molestos por los precios de la gasolina. Están molestos por lo que está sucediendo con la guerra en Ucrania”.

Pero los representantes republicanos usaron su primera conferencia de prensa tras ganar la mayoría para discutir a Hunter Biden y el Departamento de Justicia, renovando sus quejas sobre lo que dicen es una agencia de ley orden politizada y un importante caso de corrupción ignorado por los demócratas y la prensa.

“Desde la primera conferencia de prensa, esos congresistas republicanos dejaron claro que van a hacer una cosa en el Congreso, investigaciones, y lo van a hacer por revancha política por los esfuerzos de Biden en una agenda que beneficia a las personas trabajadoras”, dijo Kyle Herrig, fundador del Congressional Integrity Project, una nueva gestión lanzada por estrategas demócratas para contrarrestar la avalancha de pesquisas por los representantes republicanos.

Dentro de la Casa Blanca, la oficina del asesor legal añadió personal hace meses y fortaleció sus gestiones de comunicación. Los miembros del personal han estado estudiando y preparándose para las investigaciones. Han trabajado para tratar de identificar sus propias vulnerabilidades y planear respuestas eficaces. Pero cualquier cosa que la cámara baja solicite de Hunter Biden, que no trabaja para la Casa Blanca, provendrá de sus abogados, que han declinado responder a las acusaciones.