Republicanos detienen debate presupuestal

Por ANDREW TAYLOR

WASHINGTON (AP) — Líderes republicanos en la Cámara de Representantes detuvieron el miércoles el debate sobre una medida de austeridad que estaba llena de recortes a programas de transporte y vivienda, y de subvenciones a desarrollo de comunidades, un escollo para su estrategia presupuestal de aprobar los bajos niveles de gasto dictados por los recortes automáticos de gasto conocidos como embargo.

Colaboradores del Partido Republicano dijeron que no había tiempo suficiente en una apretada agenda del pleno de la cámara baja para continuar el debate, pero el legislador republicano Harold Rogers, presidente del Comité de Asignación de Partidas Presupuestales de la Cámara de Representantes, señaló que al parecer no había votos suficientes para aprobar la iniciativa de ley.

Al tambalearse la medida de la cámara baja, parece probable que una iniciativa acompañante en el Senado será matada el jueves por tácticas obstruccionistas republicanas debido a la razón opuesta: rompe los límites presupuestales del embargo, los recortes automáticos obligatorios luego que no se logró un presupuesto real con apoyo bipartidista.

Los acontecimientos reflejan la amplia disfunción en Washington respecto al presupuesto. Todas las partes quieren revertir los recortes del embargo, pero no hay señales de que se podrá superar un impasse partidista sobre incremento de impuestos buscado por el presidente Barack Obama y los demócratas, y sobre recortes a los llamados programas obligatorios como Medicare y cupones de alimentos, exigidos por los republicanos.

El Congreso deja Washington esta semana para unas vacaciones de cinco semanas; la batalla se reanudará en septiembre.

Los recortes considerados en la iniciativa sobre transporte de la cámara baja fueron profundizados por una medida republicana para cortar más de 40.000 millones de dólares adicionales de programas internos y transferir el dinero al Pentágono. Eso dejó al proyecto de ley sobre transporte en 10.000 millones de dólares, o aproximadamente 18% debajo de la iniciativa de ley de la cámara alta.

Rogers, quien frecuentemente es cauto en sus declaraciones públicas, fue inusitadamente duro al decir que detener el debate sobre el proyecto de ley reflejó un fracaso de los republicanos para cumplir sus promesas de recortar el gasto con legislación vinculante.

"Con esta acción, la Cámara de Representantes ha rechazado proceder sobre la implementación del presupuesto mismo que adoptó apenas hace tres meses", dijo Rogers. Agregó que la fracasada iniciativa de ley de transporte y vivienda era el primer intento importante de los republicanos de aprobar un proyecto de ley de apropiación a niveles consecuentes con los recortes del embargo, y que el fracaso de la iniciativa significa que es tiempo de un enfoque nuevo.