Republicanos se deleitan con el “colapso” de la izquierda por la posibilidad de que Musk compre Twitter

·3  min de lectura

Los conservadores en Twitter aplaudieron las noticias que se dieron a conocer el lunes en la mañana que indicaban que el director general de Tesla y SpaceX, Elon Musk, estaba a punto de comprar Twitter.

A medida que las noticias marcaban tendencia y surgían más reacciones, se hizo evidente que muchos conservadores estaban más preocupados por superar a los liberales, mientras que algunos seguían joviales sobre una supuesta victoria de la libertad de expresión en la plataforma. Entre otros cambios en las políticas de moderación de contenido, Musk ha indicado que su posesión de la empresa podría resultar en que se le permita a Donald Trump regresar a la plataforma.

El expresidente fue vetado de Twitter a principios de 2021 tras el ataque al Capitolio de Estados Unidos.

“Se informa que la junta de Twitter está reconsiderando la oferta de Elon Musk. ¿Qué tan loca se volverá la izquierda si aceptan su oferta?”, tuiteó el representante Jim Jordan, un conservador y aliado cercano de Trump en la Cámara.

La representante Marjorie Taylor Greene, quien recibió una prohibición de su cuenta personal después de infringir repetidamente las políticas de Twitter contra la publicación de falsedades sobre temas políticos, agregó: “Prepárense para el colapso a gran escala de la palomita de verificación azul después de que @elonmusk cierre el trato y deberían restaurar mi cuenta personal de Twitter”.

Varios exfuncionarios de la administración de Trump reaccionaron positivamente a la noticia, incluida la exembajadora de EE.UU. en Dinamarca, Carla Sands.

“Si Twitter acepta la oferta de Elon Musk, será la mayor victoria para la libertad de expresión del siglo XXI”, declaró con confianza.

Monica Crowley, funcionaria del Departamento del Tesoro de EE.UU. durante la administración de Trump, fue más allá: “Aguántense, comunistas”.

La derecha conservadora ha estado en guerra durante mucho tiempo con las políticas de moderación de contenido de Twitter, así como con las de otras plataformas en torno a lo que se considera “información errónea” sobre una gran variedad de temas: covid-19, los resultados de las elecciones estadounidenses de 2020 y el 6 de enero, por nombrar algunos. Como resultado, han surgido una serie de plataformas de redes sociales “alternativas" bajo propiedad conservadora con el objetivo de alejar a las audiencias de tendencia derechista de las plataformas principales.

Si Musk compra Twitter como parece estar a punto de hacerlo, esas alternativas (incluida la propia Truth Social del expresidente Donald Trump) podrían correr el riesgo de perder a sus usuarios por Twitter si este último relajara sus políticas de moderación.

El fin de las políticas destinadas a detener la propagación de la desinformación probablemente podría tener un efecto adverso en la política de los EE.UU. y una vez más llevar a la plataforma principal las teorías de conspiración sobre las elecciones de 2020 que provocaron el ataque del 6 de enero contra el Congreso, cuando los partidarios de Trump intentaron obligar al Congreso por medios violentos a detener la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

The Independent contactó a los representantes de Twitter para esta historia; se negaron a comentar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.