República Checa abre el puente en suspensión más largo del mundo y no es apto para gente con vértigo

Los turistas sin miedo a las alturas y amantes de las emociones fuertes tienen la posibilidad de disfrutar de una nueva experiencia. Y es que en la República Checa se ha inaugurado este mes de mayo de 2022 el puente en suspensión más largo del mundo. Tiene una longitud de 721 metros y, en su punto más alto, está a 95 m sobre el suelo.

La pasarela ha sido bautizada como Sky Bridge 721 y une dos cadenas montañosas en la región noreste del país, a unos 200 kilómetros de la capital, Praga, y cerca de la frontera con Polonia.

Su construcción ha durado dos años y ha tenido un coste total de 200 millones de coronas checas (unos 8 millones de euros). Las autoridades locales esperan que suponga un impulso para el turismo en esta región montañosa y boscosa del país centroeuropeo.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.