La represión iraní golpea a los artistas por su apoyo a causas sociales

Teherán, 14 nov (EFE).- La represión iraní está golpeando a los artistas por su apoyo a causas sociales, como las protestas que sacuden el país desde mediados de septiembre, con un centenar de personas del mundo artístico que han sido detenidas o a quienes se ha prohibido salir del país.

Los principales sindicatos de cineastas y músicos han denunciado que cien de sus miembros han sido detenidos o tienen prohibido salir del país por su apoyo a causas sociales, entre ellos algunos de "los actores y directores más famosos”, informó este lunes el diario Shargh.

Los sindicatos La Casa del Cine y La Casa del Teatro y la Música afirmaron además que a un número indeterminado se le ha prohibido trabajar, aunque no han hecho públicos los nombres de los artistas afectados “para protegerlos”.

Aunque está situación venía de antes ha empeorado en las últimas semanas desde el comienzo de las protestas provocadas por la muerte el 16 de septiembre de Masha Amini, tras ser detenida tres días antes por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico.

“La mayoría de los arrestados son los que protestaron en redes sociales, algunos fueron detenidos en la calle”, dijo Mehdi Kuhian, del sindicato de cineastas, según Shargh.

Kuhian indicó que “algunos” de los detenidos han sido liberados bajo fianza recientemente.

Ese es el caso del cantante Shervin Hajipour, autor de la canción "Baraye" (Para) que se ha convertido en el himno de las protestas.

Hajipour fue arrestado a finales de septiembre después de publicar en Instagram la canción "Baraye" compuesta con tuits publicados por iraníes acerca de la muerte de Amini y fue puesto en libertad bajo fianza este mes.

El diario Shargh dio los nombres de algunos de los detenidos, como la documentalista Mozhgan Ilanlu, quien fue detenida en octubre e indicó que se ha prohibido salir del país a los actores Mani Haghighí y Bahram Radan.

En julio fueron detenidos por denunciar la la violencia contra los civiles los cineastas Mostafa Aleahmad y Mohamad Rasoulof, quien tiene prohibida la salida de Irán desde 2017 y en 2019 fue condenado a un año de prisión por sus películas.

Por su parte, Jafar Panahi cumple desde julio los seis años de prisión a que fue condenado en 2010 por atentado contra la seguridad nacional y propaganda contra el régimen.

Las protestas están protagonizadas sobre todo por jóvenes y mujeres al grito de "mujer, vida, libertad", lanzan consignas contra el Gobierno y queman velos, uno de los símbolos de la República Islámica y algo impensable no hace mucho.

Las movilizaciones están siendo duramente reprimidas por la fuerzas de seguridad y al menos 108 personas han muerto en ellas, y unas 12.000 han sido arrestadas, según la ONG con sede en Oslo Iran Human Rights. EFE

ar-jlr/jgb

(c) Agencia EFE