Representantes libios intentarán despejar en Suiza los comicios de diciembre

Ginebra, 28 jun (EFE).- Representantes electos de Libia, reunidos en el llamado Foro de Diálogo Político Libio, iniciaron hoy una semana de reuniones en Suiza durante la cual su mayor reto será despejar los obstáculos legales que hacen peligrar la celebración de elecciones generales el próximo 24 de diciembre.

En la reunión, que se celebra en un lugar apartado fuera de Ginebra para alejarla de los Medios, participan 75 delegados que a principios de febrero eligieron un gobierno de transición cuya principal tarea es crear las condiciones para que los comicios presidenciales y parlamentarios de fin de año serán libres y justos.

Sin embargo, el Parlamento libio ha bloqueado la legislación necesaria para que la entidad electoral de Libia empiece a preparar la votación conforme a los plazos acordados.

La fecha límite establecida para la aprobación de estas leyes vence el próximo 1 de julio.

“Es lamentable que el Parlamento no haya cumplido con su responsabilidad de clarificar las bases constitucionales para las elecciones, con lo que debía aprobar las normas electorales”, dijo el enviado especial de la ONU para Libia, Jan Kubis, al inicio de la reunión.

Los miembros del Foro intentarán alcanzar un consenso en torno a una fórmula propuesta que sería la base de un acuerdo para dar fundamento constitucional a las próximas elecciones.

“Abandonar Ginebra al final de esta semana sin una decisión no sirve”, les recordó Kubis, quien planteó que en caso de que no se pueda lograr un consenso en torno a la propuesta, el Foro debería proceder a una votación.

“Les recuerdo que no hay tiempo para más demoras. Estamos a menos de seis meses de las elecciones, así que vuestra necesidad para llegar a un compromiso es crucial”, agregó el enviado de la ONU, que actúa como facilitador de este proceso.

Según el procedimiento, si el Foro acuerda esta semana la base legal para las elecciones, esta decisión pasará al Parlamento libio, que tendría así una última oportunidad de darle su aval, indicó Kubis.

Libia es un Estado fallido, donde la vida transcurre en medio del caos y de una guerra civil, aunque ésta ha remitido algo en los últimos meses gracias a una tregua acordada el pasado octubre y a la que por ahora se atienen las distintas facciones armadas.

El Gobierno de Acuerdo Nacional se instaló en Trípoli en 2016 con apoyo de la ONU y recibió el apoyo militar del Ejército turco y de soldados de fortuna sirios enviados desde Ankara.

En el bando contrario, el mariscal Jalifa Hafter, líder militar y tutor del antiguo Gobierno no reconocido en el este del país, incorporó a sus filas a miles de mercenarios rusos, sudaneses, chadianos y árabes, que todavía están en Libia.

Su salida del país es uno de los puntos que se consideran cruciales para que las elecciones se puedan celebrar sin miedo a que influyan de una otra manera en el voto.

Está previsto que los miembros del Foro sigan reunidos en Ginebra hasta el próximo viernes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.