Representante federal: instalación de correo de Miami-Dade con problemas en el pasado necesita una revisión en vísperas de las elecciones

MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

La representante federal Debbie Wasserman Schultz ha pedido a la Oficina del Inspector General del Servicio Postal (USPS) que inspeccione una instalación del servicio postal den Miami-Dade antes del día de las elecciones, tras los reportes de ciclos electorales pasados sobre boletas de voto por correo válidas que se quedaron en la instalación postal y nunca se contaron.

Wasserman Schultz, postulada a la reelección, envió el jueves una carta a la inspectora general del USPS, Tammy Whitcomb Hull, solicitando el acceso a la instalación de procesamiento del Servicio Postal de Royal Palm, en Opa-locka. Por segunda vez en los últimos años, a Wasserman Schultz se le negó la entrada a la instalación la semana pasada debido a lo que los funcionarios del Servicio Postal dijeron que era una norma el no permitir a nadie en la boleta electoral entrar en las instalaciones de procesamiento 45 días antes de una elección.

“Dadas estas contradicciones, la necesidad de supervisión del Servicio Postal, y específicamente en esta instalación, es esencial en este momento”, dijo Wasserman Schultz. “Le escribo hoy solicitando una decisión oportuna, asistencia y colaboración para garantizar que cada voto se cuente en las elecciones intermedias de 2022”.

La instalación de Opa-locka, que procesa los votos por correo para las elecciones en Broward, ha tenido una tendencia de problemas en ciclos electorales pasados. En particular, durante las elecciones primarias especiales para el Distrito 20 del Congreso de la Florida en noviembre de 2021, los funcionarios electorales de Broward confirmaron que 287 boletas que eran válidas y tenían sello postal antes del día de las elecciones nunca se entregaron al Departamento de Elecciones de Broward y nunca se contaron.

Esa concurrida contienda primaria se dirigió a un recuento y finalmente fue ganada por la representante federal Sheila Cherfilus-McCormick, con un margen de solo cinco votos sobre Dale Holness.

La ley de la Florida permite el recuento de los votos por correo solo si los departamentos electorales los reciben antes de las 7 p.m. de la noche electoral. Si bien es común que las boletas se envíen tarde y no se cuenten, Wasserman Schultz dijo que algunas de las boletas en ese distrito tenían matasellos de casi dos semanas antes de la elección.

“Ese grado de retraso es inaceptable y no puede repetirse”, escribió en la carta.

En enero de 2022, Wasserman Schultz recorrió las instalaciones con el supervisor de elecciones de Broward, Joe Scott, y dijeron que hablaron con los funcionarios de las instalaciones sobre la realización de mejoras en la comunicación y la creación de equipos que se reunirían quincenalmente para supervisar el procesamiento del correo en las instalaciones.

“Insto a la OIG a que realice un examen inmediato, antes del día de las elecciones, de la instalación de procesamiento del Servicio Postal de Royal Palm para garantizar que esas reformas se apliquen y que no haya retrasos en el procesamiento del correo en las boletas para estas elecciones”, dijo Wasserman Schultz. “En pocas palabras: la eficiencia con la que el Servicio Postal procesa las boletas de voto por correo es vital para nuestra democracia y nuestra sociedad”.

Hasta el jueves por la mañana se habían emitido 2.2 millones de votos por correo y casi 1.4 millones de personas han votado anticipadamente en el estado, según las estadísticas de la División de Elecciones. Cerca de 2.1 millones de boletas por correo solicitadas no han sido entregadas.